Plan de Jubilación y Plan de Pensiones ¿En qué se diferencia?

Publicado por Campmany Abogados el 31/10/19 12:00 | Lectura de 4 minutos.


featured

Si prevés que tu pensión pública jubilación no va a ser suficiente para satisfacer tus necesidades económicas cuando dejes de trabajar en el futuro, puedes apostar por un plan de jubilación o un plan de pensiones. En este artículo te aclaramos el significado de ambos productos financieros, que con frecuencia se confunden ya que tienen en común el hecho de ahorrar de forma privada para los años venideros. Y te mostramos las diferencias entre los dos términos para que sepas por qué no se pueden usar indistintamente, así como la razón por la que te puede convenir decidirte por uno de ellos.

club jubilacion - campmany abogados

¿Qué es un plan de Jubilación?

Un plan de jubilación es un tipo de seguro de vida que se contrata a una compañía aseguradora. No ofrece demasiada rentabilidad, ya que el dinero que se va depositando no asume grandes riesgos. Y tampoco desgrava en la Declaración de la Renta. Está pensado para tener una segunda prestación al jubilarse, aparte de la que da el Estado a través de la Seguridad Social. 

 

Pero un plan de jubilación, a pesar de su nombre, no solo está destinado a ser rescatado a la hora de jubilarnos. Porque también esta póliza se podrá hacer efectiva en caso de invalidez del asegurado, de la finalización del contrato, o del fallecimiento del titular (donde los beneficiarios en este último caso serán los herederos). 

Rescate de un plan de jubilación

En cuanto a los pagos que hay que realizar para poder disfrutar del plan en el futuro, estos pueden ser únicos o periódicos a lo largo del tiempo. Al igual que el cobro del capital acumulado cuando llega el momento, que podrá ser mediante un solo abono con la cantidad íntegra o en forma de mensualidades.

Además, un plan de jubilación tiene unas mínimas consecuencias -quizá alguna comisión- si el asegurado desea retirar el dinero antes de tiempo. Porque es posible rescatarlo a voluntad (total o parcialmente) según las condiciones que se acuerden con la empresa aseguradora. Hay que tener en cuenta, no obstante, que la duración de la póliza es libre y se establece por el tiempo que quiera el titular. En realidad, ya desde el segundo año se puede disponer del dinero ahorrado, por lo que los planes de jubilación se caracterizan por su gran liquidez.

Como valor añadido, los planes de jubilación se distinguen por una positiva fiscalidad cuando se rescatan, sobre todo si se hace periódicamente.

¿Qué es un plan de Pensiones?

Un plan de pensiones es un producto de inversión que se suele contratar a una entidad bancaria El dinero que contiene es invertido por el banco en mercados financieros, por lo que corre riesgos. Se trata de una modalidad de ahorro a largo plazo en base a un fondo de pensiones.

La principal particularidad de un plan de pensiones es que no permite la disposición del dinero antes de que se den determinadas circunstancias. Estas son: jubilación, discapacidad, dependencia grave, o fallecimiento del interesado. Aunque si el beneficiario necesita realizar un rescate anticipado por otra razón de peso (como enfermedad grave o desempleo de larga duración), puede proceder a ello. Lo que sucede es que tendrá que asumir una penalización bastante relevante en su Renta anual

La ventaja adicional de un plan de pensiones es que, en contrapartida, desgrava año a año en dicha declaración mientras esté activo y se esté aportando -hasta un máximo de 8.000 € al año-. 

¿A quién le conviene contratar un plan de pensiones?

Si estás dudando en contratar un plan de pensiones, uno de jubilación (¡o ninguno!) presta atención a este dato: las rentas más elevadas pueden sacar mayor partido a un plan de pensiones. A ello se suma que quienes viven más holgados económicamente hablando, necesitan más ahorro que otros perfiles más bajos si desean llevar un nivel de vida similar cuando se jubilen. 

Si actualmente cobras por tu trabajo más de 35.000 € brutos al año, sí sería aconsejable un plan de pensiones o, en su defecto, un plan de jubilación. Ya que si no, notarás demasiado la diferencia de ingresos teniendo en cuenta sólo la pensión de jubilación que recibirás de la Seguridad Social. 

Pero el tipo de plan en sí, depende mucho de la edad. El motivo es que si se empieza a aportar desde joven, puede ser preferible decantarse por planes más agresivos en cuanto a inversión. Y viceversa. Porque si ya estamos cerca de la edad ordinaria de jubilación y es entonces cuando decidimos contratar uno, puede resultar mejor un plan más conservador. Una edad recomendada para empezar a invertir en un plan de pensiones -que son los que conllevan esos riesgos, que desde el punto de vista de la rentabilidad son los deseables- es la de 30 años. Puede parecer muy pronto, pero si se puede hacer, los especialistas no dudan de que esta edad es idónea para comenzar las aportaciones. 

Diferencias entre plan de jubilación y de pensiones

En síntesis, si necesitas saber cuáles son las diferencias entre un plan de jubilación y un plan de pensiones, estas se resumirían en los siguientes puntos:

  • El plan de jubilación no desgrava en la Declaración de la Renta en los años de aportaciones, contrariamente a los planes de pensiones que sí van desgravando.
  • Un plan de pensiones no se puede rescatar antes de tiempo, mientras que el plan de jubilación sí.
  • Los planes de jubilación son seguros de vida, y los de pensiones son vehículos de ahorro mediante un fondo de pensiones.
  • La rentabilidad de un plan de pensiones es muy superior a la de un plan de jubilación.

Conclusión

Una advertencia que hace incluso la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) es  que sería un error tener el pensamiento de que uno de estos planes privado reemplace a nuestra pensión pública -por ejemplo de jubilación-. Ya que el sistema de la Seguridad goza, en cualquier caso, de mayor seguridad y es más fiable. Siempre se tiene que mirar como un ingreso adicional, complementario. Desde la perspectiva de la fiabilidad, si por ejemplo eres autónomo, algunos expertos aconsejan aumentar tu cuota antes que suscribir un plan de pensiones o de jubilación. Pero si eres trabajador por cuenta ajena, con un sueldo elevado, sí puede ser conveniente que contrates, tarde o temprano, un plan de pensiones o de jubilación.

club jubilacion - campmany abogados

Temas: Incapacidades, Pensiones, Jubilación

Acerca de Campmany Abogados


Somos abogados especialistas en incapacidades laborales, despidos y reclamaciones de seguros contra compañías aseguradoras. Nuestra meta es ser el mayor despacho de abogados en Derecho Laboral y de la Seguridad Social.

Encuéntranos en:


¿Quieres recibir una valoración gratuita de tu caso?


Habla con nosotros para exponernos tu caso y te ayudaremos en lo posible.

Valorar mi caso gratis

¿No sabes a qué edad te puedes jubilar?

¡REGISTRARME EN EL CLUB!

club jubilacion - campmany abogados