Seguimos ganando en toda España: pensión de más de 1.200 € al mes en un tribunal de Logroño

featured

Una jueza de La Rioja ha concedido a Ernesto, ingeniero informático, lo que hace 19 años le denegaron: su derecho a una incapacidad permanente por ceguera en un ojo. No lo había vuelto a intentarlo en todos estos años, pero cuando -de nuevo- recibió una negativa del INSS en 2020, no se resignó y decidió demandar a la entidad pública. Así que luchamos por su causa en el Juzgado de lo Social nº 1 de Logroño y obtuvimos una muy esperada victoria.

2003: operario de almacén de calzado

Ernesto no siempre ha trabajado como ingeniero informático; antes estaba contratado en un almacén de calzado. Ya entonces, en el 2003, tenía una gran pérdida visual en el ojo derecho(por cataratas y glaucoma). No en vano, llevaba 30 años con este problema.

Pero, como avanzábamos antes, en aquel momento no le concedieron ningún tipo de incapacidad permanente. En la actualidad, sin embargo, sus informes médicos ponen de manifiesto que el trabajador está limitado para profesiones que exijan visión binocular. Y eso le hizo volver a la batalla contra la Seguridad Social.

Visión monocular comprobada

Pese a todo, el INSS volvió a rechazar su petición de incapacidad en 2020, y fuimos a juicio en junio de 2021. En la demanda, solicitamos la incapacidad total o, subsidiariamente, la incapacidad parcial. No hay que olvidar que la dolencia tenía la suficiente entidad para ser motivo de una pensión: ceguera profunda “de larga data” en el ojo derecho.

En este sentido, la magistrada en la sentencia declaró que nuestro defendido solo tiene visión monocular, “lo cual le impide realizar trabajos o tareas con requerimientos de media-alta exigencia visual, que exijan una visión binocular”. Y precisamente de ese calibre eran las labores de su profesión: programación, consultoría y otras actividades relacionadas con la informática.

Lo sorprendente es que su visión monocular ya estaba comprobada, y tanto el tribunal médico como el INSS estaban de acuerdo en ello (“no existiendo controversia entre las partes en cuanto al cuadro clínico o dolencias que presenta el actor”), pero insistían en que la profesión de ingeniería informática se podía llevar a cabo teniendo un solo ojo funcional.

Incapacidad total de más de 1.200 €

Para que no quedaran dudas, como abogados de Ernesto demostramos que los requerimientos de visión para la profesión de informático exigen “una agudeza visual de grado 3, y campo visual grado 2, lo cual implica que se trata de actividades con requerimiento visual”.

La juzgadora del tribunal de Logroño lo tuvo muy claro y estimó íntegramente nuestra demanda, condenando a la Seguridad Social a reconocer a nuestro representado directamente una incapacidad total -no parcial, que era la segunda opción que pedíamos-. Y le dio derecho a cobrar una pensión mensual del 55% de su base reguladora de 2.241,56 €, es decir, de 1.223,85 € al mes.

Consulta la sentencia aquí:

Siguiente
New Call-to-action
Calculadora gratuita de Incapacidad Permanente

Calculadora y valoración gratuita de Incapacidad Permanente

Con nuestra calculadora gratuita podrás saber en 2 minutos si cumples los requisitos legales para solicitar una Incapacidad Permanente, así como una estimación de tu pensión.

Calcular ahora