Abogados Especializados en pensiones por Incapacidad Permanente

Contamos con abogados especialistas en incapacidad permanente. La incapacidad permanente, también conocida como invalidez laboral o larga enfermedad es la situación en la que un trabajador no puede realizar su trabajo habitual o cualquier tipo de trabajo porque está impedido por una lesión o lesiones y/o enfermedad.

Saber más
Contacta con tu abogado
Contactar

Tramitamos cualquier tipo de Invalidez Laboral

Incapacidad Permanente Parcial

La Incapacidad Permanente Parcial se le reconoce a aquellas personas que se encuentran en una situación en la que, debido a una dolencia o padecimiento, tienen dificultades para desempeñar su trabajo, pero dicha enfermedad o lesión no se lo impide por completo.

Incapacidad Permanente Total

La Incapacidad Permanente Total se le reconoce a aquellas personas que se encuentran en una situación en la que una determinada dolencia o padecimiento les impide desempeñar su profesión habitual, pudiendo desempeñar otras.

Incapacidad Permanente Absoluta

Se entiende por Incapacidad Permanente Absoluta para todo trabajo, aquel grado de incapacidad laboral de carácter permanente que se le reconoce a aquellas personas que padecen una enfermedad o lesión que no les permite realizar ningún tipo de trabajo.

Gran Invalidez

Se trata del grado máximo de incapacidad laboral reconocido a aquellas personas que padecen una enfermedad o lesión que no les permite realizar ningún trabajo y que necesitan de otra persona para realizar los actos más elementales de su vida diaria (comida, aseo, etc.)

¿Qué contingencias existen?

La Ley General de la Seguridad Social establece una serie de prestaciones distintas en función de cuál ha sido la causa de la lesión o enfermedad que padece el trabajador que le ocasiona una limitación temporal (incapacidad temporal) o permanente para el trabajo (incapacidad permanente). Las contingencias se pueden dividir en dos grandes grupos, enfermedad común y accidentes:

Incapacidad por Enfermedad Común

Hablaremos de enfermedad común cuando la lesión o enfermedad sea de origen común, es decir, no provenga de un accidente laboral o enfermedad profesional.

Incapacidad por Accidente Laboral

Entendemos como accidente laboral “toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena” y que cumpla los requisitos legales para serlo.

Mejoras por convenio colectivo

Dependiendo del convenio colectivo en el que esté encuadrado el trabajador, tendrá la posibilidad de acceder a otros tipos de mejoras y/o prestaciones adicionales.

Contacta con tu abogado

Requisitos para solicitar la Invalidez Permanente

Existen distintos requisitos para poder solicitar la incapacidad permanente, si bien debe diferenciarse según cuál sea el origen de las limitaciones funcionales que se derivan de las lesiones y/o enfermedades que padece el trabajador solicitante.


Estar dado de alta o en situación asimilada al alta

Entendemos que un trabajador esta en situación asimilada al alta cuando está cobrando actualmente el paro, está de baja (Incapacidad Temporal), se encuentra en excedencia forzosa o en un período de inactividad entre trabajos de temporada, entre otras.

 

Cotización mínima

Trabajadores menores de 31 años

Si el trabajador es menor de 31 años deberá haber cotizado una tercera parte entre su edad y la edad de 16 años. En caso que el trabajador haya trabajado a tiempo parcial el requisito de cotización se reducirá a proporción por lo que es importante que un abogado especialista en solicitar la incapacidad permanente pueda efectuarle el cálculo.

Trabajadores mayores de 31 años

Si el trabajador tiene 31 años o más deberá haber cotizado una cuarta parte del tiempo transcurrido entre su edad y los 20 años. En todo caso, deberá haber cotizado un mínimo de 5 años. Además se exige el llamado período de carencia específico, es decir, que dentro de los últimos 10 años debe haberse cotizado 2 años. Del mismo modo que en el caso anterior, el trabajador a tiempo parcial podrá ver reducido los requisitos de cotización.

También puede solicitarse la incapacidad permanente absoluta o gran invalidez cuando se esté en situación de no alta, pero se requiere haber cotizado un mínimo de 15 años, de los que al menos 3 deben haberse cotizado en los últimos 10 años.

Contacta con tu abogado

¿Cómo se solicita una Incapacidad Permanente?

El procedimiento para solicitar una Incapacidad Permanente se inicia mediante la correspondiente solicitud al INSS (Instituto Nacional de la Seguridad Social). Para ello, es muy recomendable contar con el asesoramiento de abogados expertos en Incapacidad Permanente antes de presentar la solicitud de incapacidad.

Solicitud de incapacidad permanente

La solicitud de incapacidad permanente puede ser a instancia del trabajador, de la mutua que controle la baja, del ICAMS (Institut Català d’Avaluacions Mèdiques i Sanitàries) o del INSS. La solicitud se presentará ante el INSS que tras recabar todos los datos citará al trabajador para reconocimiento en el ICAMS.

NOTA: El ICAMS es para la comunidad de Cataluña, cada región tiene su propio tribunal médico.

Reconocimiento médico (ICAMS)

El reconocimiento médico se hará ante el ICAMS (en Cataluña), antes conocido como ICAM o CRAM, y también de antaño como “Tribunal médico”. El ICAMS es un órgano evaluador público dependiente de la Generalitat de Catalunya que tiene convenio con el INSS para realizar las evaluaciones médicas tanto de incapacidad temporal como de incapacidad permanente, así como también con otras administraciones públicas. Por ejemplo, con la Jefatura de Tráfico, o con los funcionarios pertenecientes a clases pasivas… El ICAMS emitirá un dictamen que será favorable o no a un grado de incapacidad (presunción de incapacidad o sin presunción de incapacidad). Debe hacerse hincapié en que dicho dictamen no es vinculante para el INSS. El ICAMS enviará el informe al INSS, ente que tras unas semanas dictará resolución.

Resolución de incapacidad permanente

La resolución de incapacidad permanente reconocerá un grado de incapacidad o denegará el reconocimiento de cualquier grado de incapacidad. Contra la resolución cabe recurso en todo caso, en forma de reclamación previa.

Reclamación previa a la vía judicial

Contra la resolución de incapacidad del INSS se puede interponer reclamación previa en el plazo de 30 días (no cuentan domingos ni festivos, SÍ los sábados). La reclamación previa se debe interponer ante el mismo INSS teniendo como finalidad que éste tenga conocimiento de la disconformidad antes de interponer una demanda judicial. La reclamación puede efectuarse sin abogado, sin embargo, es recomendable que la redacte un abogado especialistas en incapacidades laborales puesto que no se podrán añadir nuevos hechos en la demanda judicial ni alegar patologías o lesiones distintas a las alegadas en la reclamación previa en virtud del principio de congruencia entre reclamación previa y demanda. El INSS resolverá la reclamación previa emitiendo nueva resolución que estimará o desestimará la reclamación previa. Contra esta resolución podrá interponerse demanda judicial ante el Juzgado de lo Social correspondiente.

Demanda judicial

La demanda deberá interponerse en un plazo de treinta días hábiles tras la notificación de la desestimación de la reclamación previa. En este caso, no cuentan ni fines de semana ni festivos y el mes de agosto es inhábil. Para presentar la demanda sí que es necesario la intervención de abogado o graduado social, sin embargo, como hemos advertido con anterioridad es recomendable que el abogado intervenga en el asunto desde el inicio para tener una mayor probabilidad de éxito en el asunto. Tras la interposición de la demanda y su admisión, el Juzgado señalará fecha para la celebración de la vista judicial. Y tras unos días después del juicio se dictará Sentencia.

Sentencia del Juzgado de lo Social y del Tribunal Superior de Justicia

La sentencia del Juzgado de lo Social estimará o desestimará la demanda reconociendo o no el grado de incapacidad solicitado. Contra la sentencia se podrá interponer recurso de suplicación por la parte que se haya visto desfavorecida por la sentencia que se sustanciará ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Autónoma correspondiente. En el caso de que la sentencia sea favorable al trabajador y el INSS recurra, se iniciará el pago de la pensión desde la notificación de la sentencia y hasta que se dicte la sentencia del recurso por parte del Tribunal Superior de Justicia. Si la sentencia del TSJ confirma la del Juzgado de lo Social el trabajador cobrará los atrasos (si los hubiere) desde el inicio del expediente de incapacidad, mientras que si la sentencia revoca la sentencia del Juzgado de lo Social (da la razón al INSS) dejará de percibirse la pensión. La pensión percibida durante la tramitación del recurso de suplicación no deberá devolverse en este último caso expuesto. Contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia cabe recurso extraordinario de casación ante el Tribunal Supremo, si bien a la práctica resulta muy limitado dada su naturaleza extraordinaria.

Contacta con tu abogado

El Compromiso de Campmany Abogados

En Campmany Abogados tenemos el propósito de aportar nuestro granito de arena con objetivos sociales y solidarios. Por eso nos comprometemos a:

Primera visita gratuita

La primera visita es totalmente gratis. Sin ningún tipo de compromiso podrás recibir el asesoramiento de nuestros expertos para conocer tus derechos y obtener toda la información que necesites y así poder tomar la decisión que creas correcta y oportuna.

Valoración gratuita del caso

Al igual que la primera visita, la valoración médica también es gratuita. Trabajamos de manera regular con distintas clínicas y doctores para que nuestros clientes puedan recibir una valoración médica externa a la Seguridad Social y así recibir informes que respaldan el caso contra el INSS.

No serás nuestro cliente, seremos tu equipo

Gran parte de los honorarios los abonarás si tu caso tiene éxito, por lo cual no tienes que preocuparte de desembolsar grandes cantidades de dinero sin antes ver un resultado positivo.

Más del 85% de casos ganados

En Campmany Abogados solo nos dedicamos a un área muy específica del Derecho, lo cual nos convierte en expertos de gran reputación en el área laboral. Gracias a que todos nuestros abogados se dedican única y exclusivamente a esta área, nuestras tasas de éxito son extremadamente altas y así lo avalan las cientos de sentencias que publicamos todos los años.

El compromiso de Campmany Abogados

Zenonis est, inquam

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Minime vero, inquit ille, consentit. Ut placet, inquit, etsi enim illud erat aptius, aequum cuique concedere. Inquit, dasne adolescenti veniam? Duo Reges: constructio interrete.

Nuestros clientes opinan

Padecía la enfermedad de Charcot-Marie-Tooth que me impedía la posibilidad de realizar cualquier tipo de tarea.

Carlos, constructor

Padecía trastorno bipolar tipo II que me impedía la posibilidad de realizar cualquier tipo de tarea en mi vida diaria.

Antonio, administrativo

Asesórate hoy mismo con un abogado especializado en Incapacidad Permanente

Sabemos que el proceso de solicitar una pensión por invalidez puede no parecer fácil pero trabajaremos junto a ti y lucharemos por tus derechos hasta el final. ¡Sin compromiso! Tienes mucho que ganar.

Contactar