Lectura de 6 minutos

¿Se puede cobrar el paro tras un despido improcedente?

¿Tengo que reclamar contra el despido para cobrar el paro? ¿Tengo que reclamar contra el despido para cobrar el paro?

Un despido improcedente, es decir, considerado injustificado por la propia empresa o por un juez, implica diversas consecuencias. Cobrar una indemnización es, en general, la primera. Pero, ¿con un despido improcedente hay derecho a paro?

En este post te explicamos las causas por las que te pueden denegar el paro, y si una declaración de improcedencia es una de ellas. Asimismo, en las situaciones donde se puede acceder a él, te indicamos cuánto se cobra.

Índice de contenidos

  1. Derechos del despido improcedente
  2. Paro por despido improcedente
  3. Cómo solicitar el paro
  4. Paro denegado: causas
  5. Conclusión

¿Qué derechos tengo con un despido improcedente?

La improcedencia del despido genera una obligación a la empresa, la cual debe elegir entre dos alternativas: readmitir al empleado en su puesto original o, en su defecto, realizar el pago de una indemnización determinada. En este último caso, el cobro que percibe el trabajador está destinado a compensar los perjuicios ocasionados por la pérdida de su empleo, y su cuantía está legalmente tasada para que esa compensación sea justa.

Cuando la opción del empresario es la indemnización, el importe a cobrar por despido improcedente equivale a 33 días de salario por cada año de servicio, limitado a un máximo de 24 mensualidades. No obstante, existe una excepción significativa: para contratos celebrados antes del 12 de febrero de 2012, y solo para el periodo trabajado antes de esa fecha, la cuantía será de 45 días por año, con un tope de 42 mensualidades.

Pero en el contexto de un despido improcedente, si no hay readmisión, el trabajador no solo tiene acceso a la indemnización sino también a un finiquito. Este consiste en el abono de cantidades generadas durante la actividad laboral y que no se han saldado hasta la fecha del despido. Entre ellas se incluyen las vacaciones no disfrutadas, la parte proporcional de las pagas extra y las horas extraordinarias pendientes. Y si la empresa no lo entrega, el afectado tiene el derecho de reclamarlo formalmente mediante un escrito.

¿Cuánto te corresponde de paro por despido improcedente?

Además de los derechos que hemos enumerado en el apartado anterior, el despido improcedente tiene derecho a paro. Ese es otro de los "beneficios" de un despido, en este caso improcedente. Por tanto, puedes pedir la prestación por desempleo después de un despido declarado improcedente. Solo te lo impediría una cosa: el no haber generado la suficiente cotización para solicitarlo. 

¿Cuánto paro te corresponde por año trabajado?

Para encontrar la respuesta a esta pregunta según tu situación en particular, puedes consultar esta tabla, donde verás el tiempo que puedes disfrutar de la prestación de desempleo según tu cotización -la que que acumules sin haberla "gastado" en periodos anteriores de paro-:

DÍAS COTIZADOS TIEMPO DE PRESTACIÓN
De 360 a 539 120 días (4 meses)
De 540 a 719 180 días (6 meses)
De 720 a 899 240 días (8 meses)
De 900 a 1079 300 días (10 meses)
De 1080 a 1259 360 días (12 meses)
De 1260 a 1439 420 días (14 meses)
De 1440 a 1619 480 días (16 meses)
De 1620 a 1799 540 días (1 año y medio)
De 1800 a 1979 600 días (1 año y 8 meses)
De 1980 a 2159 660 días (1 año y 10 meses)
A partir de 2160 720 días (2 años)

¿Qué tipo de despido no te da derecho a paro?

En realidad, ninguno. Con todos los despidos se tiene derecho a paro si se cumplen los requisitos de cotización. 

Cómo solicitar el paro después de un despido improcedente

Para llevar a cabo tu petición, puedes dirigirte a tu oficina de empleo o realizar el trámite online -aunque para ello es necesario que estés registrado en el sistema Cl@ve, disponer de un certificado digital o tener DNI electrónico-. Si no te quieres desplazar, visita en Internet la Sede Electrónica del SEPE. Pulsa en la pestaña Procedimientos y servicios y elige la categoría Personas en el desplegable que te aparecerá.

Ahora selecciona Solicite y reconozca su prestación contributiva y, en la parte de abajo de la nueva pantalla que verás, haz clic en el botón azul Iniciar reconocimiento. A continuación, identifícate (a la izquierda) y el sistema te llevará al apartado Reconocimiento de la prestación. Pincha en "continuar" y a partir de ahí sigue los pasos que se indiquen.

Tiempo para pedir el paro después del despido

La solicitud del paro por despido improcedente debes iniciarla en el plazo máximo de 15 días hábiles a partir de la fecha de tu situación legal de desempleo. En ese sentido, ten en cuenta que si, tras la finalización de la relación laboral aún conservas días de vacaciones pendientes, el mencionado plazo de solicitud comenzará cuando acabe dicho periodo de vacaciones.

Pero, tranquilo. En el supuesto de que hagas la gestión fuera del plazo, podrás tener derecho a la prestación a partir de la fecha de tu solicitud. El único perjuicio, en consecuencia, es que te descontarán los días comprendidos entre la fecha de nacimiento del derecho hasta la de tu petición.

¿Puedo rechazar una oferta de empleo estando en el paro? 

Si empiezas a ser beneficiario del paro, debes saber que también te inscribes como demandante de empleo en el SEPE. En esa situación, es obligatorio suscribir un 'acuerdo de actividad' que te compromete a aceptar una colocación adecuada. ¡O un curso de formación que te ofrezcan!

Si la rechazas una de estas posibilidades sin una causa justificada, se entenderá como infracción grave. Y te suspenderán tres meses el pago de tu prestación.

¡Atención! Estar estudiando o tener hijos menores de edad no son causas que justifiquen el rechazo de ofertas de trabajo o cursos de formación del SEPE.

Causas por las que te pueden denegar el paro

Teniendo claro que es perfectamente posible cobrar paro por despido improcedente, sí que es crucial conocer otras razones por las que te lo pueden denegar. Por ejemplo, las siguientes:

  • La primera es la falta de cotización, aspecto que hemos destacado antes.
  • La segunda es si has abandonado tú la empresa, renunciando a tu puesto. "¿Entonces si me despido tengo derecho a paro?": no, no es viable.
  • También puedes recibir una resolución denegatoria por compensación de un cobro indebido, es decir, si tienes una deuda con el SEPE.
  • O si posees acciones o participaciones de una sociedad mercantil, siendo tus ingresos  superiores al 75 % del Salario Mínimo Interprofesional (SMI).
  • Y si te han concedido una pensión de la Seguridad Social incompatible con el trabajo, habiendo generado el paro que te han denegado por un empleo anterior. 

¿Qué pasa si gano un despido improcedente?

Conclusión

Si has leído este artículo, ya sabes que, además de readmisión o indemnización, el despido improcedente tiene derecho a paro, porque no es una de las causas por las que te pueden denegar el paro. Además, si tenías dudas de cómo proceder si te han echado, te hemos orientado acerca de cómo solicitar el paro después de un despido, cuánto paro te corresponde por año trabajado y el tiempo para pedir el paro después del despido, para que conozcas todos los pasos a dar. ¡Pero recuerda que no puedes rechazar una oferta de empleo estando en el paro! 

Se muestra una imagen de Marc Nicolau Hermoso
Acerca de

¡Hola! Mi nombre es Marc Nicolau y soy abogado especialista en Derecho Laboral y de la Seguridad Social con más de diez años de experiencia. Ayudo a mis clientes a encontrar una solución a sus problemas, ya sea consiguiendo el reconocimiento de una Incapacidad Permanente ante el INSS o los Juzgados o asesorándoles en casos de despido.

Si te han despedido o crees que van a hacerlo, no te conformes, reclamamos tu finiquito e indemnización si te corresponde.

¿Te han despedido o crees que van a hacerlo pronto?

Valoramos tu caso para verificar si tu despido ha sido injusto y reclamar tu finiquito e indemnización. Primera visita gratuita.

Solicitar asesoramiento

Comenta este artículo

Ver comentarios