Valorar mi caso gratis

Sus migrañas diarias hacen que sea tributaria de la Incapacidad Absoluta

featured

Trabajando en un centro de estética, no podía soportar las terribles migrañas que sufría cada día. Desde muy pequeña, Adriana padecía síntomas de esta enfermedad y, en los últimos años, ningún tratamiento había logrado que sus crisis desaparecieran. Esas dolencias la limitaban para la realización de cualquier tipo de trabajo. Sin embargo, no fue fácil para ella iniciar un proceso de este tipo. Pero cuando nos llamó, le planteamos las posibilidades de éxito que tenía y comenzamos a luchar por su caso.

De la baja médica a la solicitud

Adriana comenzó un proceso de Incapacidad Temporal en diciembre de 2018 debido a sus constantes migrañas. Y tras ello solicitó la incapacidad por vía administrativa, aunque la respuesta del INSS en marzo de 2019 fue tajante: ella no era tributaria de ningún tipo de pensión por su patología. Tramitó entonces una reclamación previa, pero en julio le comunicaron que se había desestimado su pretensión. Quedaba así, de momento, desamparada.

Sin embargo, el informe del ICAM era muy claro y quedó como prueba para nosotros: “Migraña crónica desde la infancia, con mal control desde el año 2015, refractaria, con crisis diarias que no responden a tratamiento. Actualmente en tratamiento con infiltraciones trimestrales de Toxina Botulínica”.

Documentación médica

En el juicio, llevado a cabo por parte del Equipo Transversal de Refuerzo de los Juzgados Sociales, el juez tuvo muy en cuenta la conclusión del ICAM. Pero también “la extensa documentación médica” que presentó nuestro equipo de abogados, incluido un informe pericial por parte de la especialista que ratificó su dictamen durante el juicio.

Una vez finalizado este, el magistrado argumentó en sentencia que las migrañas habían experimentado un “empeoramiento progresivo de intensidad y frecuencia, habiendo seguido múltiples tratamientos sin mejora significativa”.

A ello añadió que esta peluquera-estilista tiene un “dolor intenso de forma diaria que precisa en múltiples ocasiones acudir a urgencias presentando temblor en ambas manos”.

Las conclusiones del juez

Atendiendo al cuadro clínico actual de nuestra defendida, el magistrado afirma en la sentencia que “la trabajadora no está situación de realizar ningún tipo de trabajo aunque sea sedentario o no exija esfuerzos, en la medida en que precisa abandonarlo de forma constante por la incidencia repetida de unas migrañas incapacitantes”. Y he ahí el concepto clave del caso: las migrañas de Adriana son incapacitantes, al contrario de lo que aseguraba el INSS en sus resoluciones administrativas.

Y el texto judicial continúa confirmando que “ello hace imposible el mantenimiento de un puesto de trabajo con el rendimiento y eficacia exigidos de cualquier tipo de profesión, en la medida en que la dolencia incide sobre cualquiera de ellos prescindiendo de sus exigencias psicofísicas”. 

Incapacidad Absoluta por migraña

Las esperanzas que Adriana depositó en nuestro despacho no se vieron defraudadas. Porque finalmente se condenó a la Seguridad Social a conceder a esta empleada de peluquería la incapacidad absoluta. Con derecho a percibir una pensión del 100% de su base reguladora, siendo la fecha de efectos la del cese en la actividad. Una victoria que supone para nuestra cliente un claro desahogo, de cara a poder afrontar sus crisis migrañosas y temblores sin tener que estar diariamente en un puesto de trabajo.

New Call-to-action