Jueza reconoce Incapacidad Absoluta a educadora social por secuelas de Poliomelitis


Juez reconoce Incapacidad Absoluta a educadora social por secuelas de Poliomelitis

¡Nuevo éxito! Se declara una Incapacidad Permanente absoluta a una trabajadora con síndrome postpolio.

La Magistrada nos dio la razón estimando plenamente la demanda interpuesta por nuestros abogados.

El problema

Nuestra clienta era educadora social. Esta padecía síndrome postpolio diagnosticado en el 2014. Las secuelas de esta enfermedad le impedía realizar tanto su actividad habitual como cualquier otra, ya que en la actualidad para la mayoría de trayectos urbanos debía de desplazarse en silla de ruedas. Presentamos la solicitud ante el INSS que, como en la mayoría de casos, fue desestimada.

El dictamen médico del ICAM (Tribunal Médico) reflejaba las secuelas y la limitación que padece mi representada, así como los tratamientos practicados sin éxito.

 Ante esta situación presentamos reclamación previa ante el INSS que denegó nuevamente, tras lo que presentamos demanda judicial.

La Jueza reconoce invalidez absoluta por secuelas del síndrome postpolio.

La demanda se repartió en el Juzgado de lo Social nº 2 de Girona que tras la celebración del juicio se dictó Sentencia estimando nuestra demanda en todas sus peticiones. La  Magistrada entendió que el cuadro patológico de nuestra clienta le impedía realizar todo tipo de trabajo por sedentario o liviano que fuese.

La Magistrada estimó nuestras alegaciones, apoyadas siempre por informes de especialistas que confirmaban y ratificaban todo lo alegado en juicio por lo que no tuvo duda alguna en reconocer a nuestra cliente la incapacidad permanente dado al cuadro clínico que padece le imposibilitan funcionalmente para el desarrollo de todo tipo de trabajo al no poderse mantener ni de pie ni sentada, no pudiendo andar apenas, ni con muletas, 50 metros seguidos.

En vista de lo anterior la Magistrada razonó lo siguiente:

 “Lo anterior pone de manifiesto la existencia de un agravamiento clínico (que reconoce el propio dictamen del ICAM) y evidencia que la actora presenta una situación clínica muy complicada, con una limitación evidente y muy marcada en la realización de cualquier actividad que requiera un mínimo esfuerzo, tanto en el plano laboral como en sus actividades de la vida diaria, con la capacidad de trabajo muy reducida”.

Adjuntamos la sentencia para que puedas echarle un vistazo:

New Call-to-action