Jueza reconoce incapacidad permanente por Trastorno Límite de la Personalidad


Jueza reconoce incapacidad permanente por Trastorno Límite de la Personalidad

¡Feliz año nuevo a todos! El caso que os explicamos hoy se ha ganó en Juzgado de lo Social nº 18 de Barcelona. Se reconoció la incapacidad permanente absoluta por Trastorno Límite de la Personalidad (TLP).

Sentencia del juzgado de lo social nº18 de Barcelona reconociendo la invalidez absoluta

El problema

Nuestro cliente era administrativo-operario.  Lamentablemente, padecía una serie de patologías mentales que hacían imposible un desarrollo laboral adecuado. Además del TLP, nuestro cliente tenía diagnosticado un Trastorno Depresivo Mayor con ideación autolítica por el que requirió diversos ingresos.

En un primer momento, se presentó solicitud de incapacidad permanente vía administrativa, obteniendo una resolución negativa por parte del INSS, alegando que las patologías que padecía y padece nuestro cliente no eran de suficiente índole para que le fuera reconocida una incapacidad permanente absoluta. Sin embargo, no se tuvo en cuenta en su resolución el grave estado de salud mental que presenta nuestro cliente y que le genera grandes limitaciones funcionales.

Tras la clara omisión de aspectos que nosotros creíamos esenciales y que el INSS no tuvo en cuenta a la hora de dictar dicha resolución, fue interpuesta la oportuna reclamación previa para el reconocimiento de la incapacidad permanente absoluta para toda profesión. La Seguridad Social denegó de nuevo el reconocimiento de dicho grado de invalidez, por lo que se procedió a interponer demanda por la vía judicial.

Demanda judicial de incapacidad por Trastorno Límite de la Personalidad.

Presentamos la demanda de incapacidad permanente por Trastorno Límite de la Personalidad con limitación psicofuncional. Tras unos meses se admitió a trámite la demanda y nos notificaron la fecha del juicio en el Juzgado nº 18 de Barcelona.

Durante la espera para la consecución del juicio, nuestro cliente empeoró debido a dichas patologías. El Juzgado estimó nuestras alegaciones expuestas en demanda y entendió que tanto las pruebas y los informes médicos eran claros a fin de decantar la balanza a favor de nuestro cliente.

El razonamiento de la Magistrada fue el siguiente:

“[…]; por lo que ha de concluirse que la patología psiquiátrica que padece el actor, dada la intensidad de la sintomatología pese al tratamiento, le ocasiona una limitación funcional para el desempeño de cualquier actividad laboral con un mínimo de continuidad, eficacia y rendimiento.”

 En la actualidad nuestro cliente está cobrando su pensión en grado de absoluta por padecer Trastorno Límite de la Personalidad.

Adjuntamos la sentencia para su interés:

New Call-to-action