search
Reservar Consulta

Sentencia reconoce incapacidad absoluta por trastorno psicótico a un vigilante de seguridad


Sentencia reconoce incapacidad absoluta por trastorno psicótico a un vigilante de seguridad

Empezamos semana con un nuevo caso de éxito. Se declara una invalidez absoluta por trastorno psicótico.

SENTENCIA QUE RECONOCE LA INCAPACIDAD ABSOLUTA A UN VIGILANTE POR PADECER UN TRASTORNO PSICÓTICO

El Juzgado de lo Social nº 11 de Barcelona finalmente ha estimado íntegramente la demanda interpuesta para que le fuera reconocido a nuestro cliente una incapacidad permanente absoluta por trastorno psicótico inespecífico, trastorno de personalidad antisocial (Cluster B) y drogodependencia.

El problema

El cliente era vigilante de seguridad. Llevaba unos meses de baja médica (incapacidad temporal) debido a su grave situación clínica. Nos consultó su problema porque no se veía capaz de trabajar.  Hicimos el estudio del caso y llegamos a la conclusión que era viable por lo que aceptamos el encargo. El cliente tiene diagnosticado un trastorno psicótico inespecífico, trastorno de personalidad antisocial (Cluster B) y drogodependencia, de larga evolución.

Iniciamos el procedimiento de incapacidad permanente absoluta habida cuenta de que cumplía todos los requisitos legales y médicos.

Inicio del procedimiento  para el reconocimiento de la incapacidad permanente absoluta.

Vía administrativa

El primero de los pasos fue presentar la solicitud de incapacidad permanente absoluta en vía administrativa. La Seguridad Social denegó la incapacidad por resolución. Su argumento fue que las patologías que padece nuestro cliente no eran de entidad suficiente para que le fuera reconocida una invalidez laboral absoluta.

Frente a la denegación de la incapacidad por parte del INSS, nuestro despacho presentó la correspondiente reclamación previa. Alegamos que se había omitido gran parte de la documentación e informes médicos que demostraban el largo proceso de su enfermedad y la grave situación clínica en la que se encontraba.

El INSS respondió a nuestro recurso insistiendo en que las enfermedades no eran suficientemente graves. Y además añadió que aún podían tratarse médicamente y se podía recuperar en un plazo breve de tiempo.

Agotada la vía administrativa sin el reconocimiento de incapacidad permanente que entendíamos que le debía ser reconocido a nuestro cliente, presentamos demanda judicial.

Sentencia favorable del Juzgado de lo Social de incapacidad absoluta por trastorno psicótico inespecífico, trastorno de personalidad antisocial (Cluster B) y drogodependencia

Tras recopilar toda la documentación presentada en vía administrativa, procedimos a interponer la correspondiente demanda judicial por trastorno psicótico inespecífico, trastorno de personalidad antisocial (Cluster B) y drogodependencia.

Nuestra argumentación se basó en demostrar la gravedad de las enfermedades que padece. Alegamos que necesitó de varios ingresos psiquiátricos por sus recaídas, por lo que era evidente que la medicación prescrita no había podido compensar o estabilizar ni su enfermedad y sintomatología. Además argumentamos que las opciones de curación o estabilización de sus enfermedades eran muy escasas puesto que ya llevaba tiempo con ellas. Es decir, que se trataba de una serie de enfermedades cronificadas.

Tras unos meses de espera el juzgado de lo Social nº 11 dictó sentencia reconociendo a nuestro cliente el grado de incapacidad permanente absoluta por trastorno psicótico inespecífico, trastorno de personalidad antisocial (Cluster B) y drogodependencia.

El Magistrado entendió que la situación clínica era grave y que los informes médicos de seguimiento aportados por nosotros junto con la argumentación jurídica eran más que suficientes para dicho reconocimiento de incapacidad permanente absoluta.

Se adjunta la sentencia para su consulta:

New Call-to-action