Los Tribunales reconocen Invalidez Absoluta por grave Trastorno de la Personalidad


 Los Tribunales reconocen Invalidez Absoluta por grave Trastorno de la Personalidad

La sentencia que nos ocupa esta semana se trata un trabajador que padece un grave trastorno mental de personalidad. El Magistrado le ha reconocido la Incapacidad Absoluta a la que tenía derecho y la Seguridad Social le denegó.

RECONOCIMIENTO DE INVALIDEZ ABSOLUTA POR GRAVE TRASTORNO DE LA PERSONALIDAD

EL PROBLEMA


Nuestro cliente era autónomo y propietario de un bar-restaurante. Padecía desde hace ya un tiempo las secuelas debido a un consumo abusivo de alcohol.

Se presentó la correspondiente solicitud de incapacidad permanente que fue denegada mediante resolución del INSS de diciembre del 2016, declarando a nuestro cliente afecto a ningún tipo de incapacidad. Lo cierto es que el ICAM reconocía la gravedad de las patologías.

En vista de tal situación, y después de la valoración médica de nuestro equipo, iniciamos el procedimiento de incapacidad permanente, a fin de que le fuese reconocido el derecho a la invalidez absoluta dado a que su patología mental era lo suficientemente invalidante como para ser reconocido dicho derecho, debiendo seguir con la atención sanitaria correspondiente.

Presentamos reclamación previa frente al INSS, que como es habitual salió denegada al cabo de un mes, confirmando su anterior resolución.

En vista de ello, decidimos presentar la demanda, a sabiendas que la patología que padece nuestro cliente es de tal gravedad que la limita incluso para la realización de sus sencillas tareas del día a día.

SENTENCIA ESTIMATORIA DEL JUZGADO DE LO SOCIAL Nº 29 DE BARCELONA


El Magistrado de este juzgado estimó nuestras alegaciones íntegramente declarando la incapacidad permanente absoluta a nuestro cliente  con la siguiente argumentación:

“Con independencia de que precisara la continuidad de la atención sanitaria, las dolencias eran crónicas y estaban fijadas de modo definitivo. Según indica el informe de 03/11/2016, el actor presenta un progresivo empeoramiento desde febrero del 2016.”

Nuestra intervención durante el juicio fue acreditar la cronicidad y permanencia de la grave patología que padecía nuestro cliente. Para ello, la ayuda de los informes médicos de sanidad pública y CSMA fueron intachables.

En la actualidad el cliente tiene reconocida la pensión por incapacidad permanente absoluta.

Te adjuntamos la sentencia para vuestro conocimiento:

New Call-to-action