El TSJC concede la incapacidad permanente absoluta por dorsolumbalgia crónica


EL TSJC CONCEDE LA INCAPACIDAD PERMANENTE TOTAL POR DORSOLUMBALGIA CRÓNICA

En este caso de éxito se declara una Incapacidad Permanente Absoluta por dorsolumbalgia crónica con limitación para posiciones estáticas, sedestación y bipedestación mantenida.

SENTENCIA DEL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE CATALUÑA QUE CONCEDE LA INCAPACIDAD ABSOLUTA A NUESTRA CLIENTE POR PADECER DORSOLUMBALGIA CRÓNICA

El caso que os explicamos hoy se ha ganado en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. El Juzgado de lo Social desestimó nuestra demanda, pero finalmente el Tribunal nos dio la razón estimando el recurso que interpusimos.

El problema

Nuestra cliente era administrativa-recambista. Tenía diagnosticada dorsolumbalgia crónica invalidante, además de problemas reumatológicos y un síndrome ansioso depresivo. El conjunto de estas enfermedades le impedía desarrollar su trabajo.

Presentamos la solicitud ante el INSS y  en octubre de 2015 acude al ICAM para la valoración médica. El dictamen médico reconocía dichas patologías. A nuestro entender era merecedora del grado de invalidez solicitado.

El INSS, en noviembre de 2015, deniega la Incapacidad Permanente señalando que no está afecta a ningún grado de invalidez.

Ante esta situación presentamos reclamación previa ante el INSS que denegó nuevamente, tras lo que presentamos demanda judicial

La demanda se repartió en el Juzgado de lo Social nº 15 de Barcelona que tras la celebración del juicio dictó Sentencia desestimando nuestra demanda. El Magistrado entendió que sus patologías no eran suficientemente invalidantes y que no la impedían para realizar su trabajo de administrativa-recambista. Por ese motivo el magistrado denegó la Incapacidad Permanente total a la clienta.

Sentencia favorable del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña por dorsolumbálgia crónica.

No conformes con la Sentencia, presentamos recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. El Tribunal estimó nuestro recurso y declara a la cliente en grado de incapacidad total por dorsolumbalgia crónica con limitación para posiciones estáticas, sedestación y bipedestación mantenida.

Ha tenido que pasar casi un año y medio para conseguir nuestro objetivo, hacer que una persona que padece una patología claramente invalidante para su profesión vea reconocidos sus derechos.

La argumentación de los ponentes fue excelente. Tal y como alegamos en nuestro recurso la clienta acreditaba el seguimiento y la gravedad de las enfermedades, así como la afectación para el desarrollo de su trabajo, estimando así nuestra demanda.

“En este sentido y siendo así que la profesión habitual del reclamante habrá de comportar razonablemente una sobrecarga de la zona lumbar afecta a la patología que seda por probada debe reconocérsele el grado de invalidez reclamado.”

Actualmente nuestra cliente está cobrando la pensión por Incapacidad Permanente absoluta.

Te adjuntamos la sentencia para que puedas leerla:

abogados especialistas en derecho laboral, incapacidades y seguros