Incapacidad total a un frutero por esclerosis múltiple


[FEATURED] CE99 Incapacidad total a un frutero por esclerosis múltipleLa esclerosis múltiple recurrente era un gran impedimento para que Jaime pudiera desarrollar su trabajo. Por ello, solicitó una incapacidad permanente al INSS pero esta entidad se la denegó a comienzos del año pasado. Ahora Jaime cuenta con una incapacidad total gracias a haber acudido a los tribunales con nuestro apoyo. Queda así protegido económicamente por no poder trabajar en su empleo habitual como frutero. La batalla no fue fácil, pero lo conseguimos.

El dictamen del tribunal médico

“Esclerosis múltiple remitente recurrente sin tratamiento actualmente, sin limitaciones funcionales incapacitantes en la actualidad”. Así describía el SGAM (Subdirecció General d'Avaluacions Mèdiques) la enfermedad de Jaime justo antes de que su petición fuera denegada por vía administrativa. Considerando, por tanto, que este ciudadano podía seguir desarrollando su actividad laboral sin problemas.

Tras esta respuesta, Jaime reclamó, pero su petición fue desestimada en abril de 2018. Fue entonces cuando, con sensación de impotencia, inmediatamente decidió llamarnos para poder presentar su caso ante la ley. Su demanda entró en el Juzgado de lo Social n° 08 de Barcelona en mayo de 2018. Él, después de ello y mientras esperaba el juicio, sin más opciones de subsistencia, decidió buscarse otro trabajo. Y desde febrero de este año ejerce como auxiliar administrativo.

Informes presentados en el juicio

Los informes que nuestros abogados ofrecieron al juez confirmaron que Jaime padece esclerosis múltiple recurrente remitente activa. Y que, mediante resonancia cerebral, se ha observado la aparición de dos nuevas lesiones en el cerebelo. Además, tiene una
disminución patológica de la sensibilidad y debilidad en algunas extremidades. Todo ello le genera serias dificultades para caminar.

Valorando estos datos, el juez ha considerado que “el actor está limitado de forma permanente para la realización de actividades que requieran esfuerzos físicos”, tal como se lee en la sentencia.

El veredicto: incapacidad total

En la resolución judicial, se declara al demandante “en situación de incapacidad permanente total para la profesión habitual de dependiente de frutería”. Con fecha de efectos de enero de 2018, por lo que Jaime cobrará los atrasos correspondientes.

La sentencia completa se puede visualizar aquí:

New Call-to-action