Jueza Reconoce Incapacidad Total a Mosso D’esquadra por Trastorno Obsesivo


Jueza Reconoce Incapacidad Total a Mosso D’esquadra por Trastorno Obsesivo

Continuamos con un nuevo éxito del despacho. Esta vez, se declara una incapacidad permanente por trastorno obsesivo-fóbico-evitativo. Este caso se ha ganado en el Juzgado de lo Social nº 9 de Barcelona. 

El problema

Nuestro cliente era Mosso d’ Esquadra. En los informes emitidos por el psiquiatra de CSMA (Centro de Salud Mental de Adultos) se hacía constar la severa patología que le atormenta, un trastorno obsesivo que le impide relacionarse con terceros con normalidad e interactuar con cualquier persona desconocida. 

Tras realizar el estudio previo del asunto, entendimos que un trastorno de este tipo necesariamente impide a quien lo padece realizar con normalidad una profesión como la de Mosso d’ Esquadra, donde no solamente es habitual la interacción con terceros sino que además lleva aparejado un componente añadido de complejidad mental y apremio.

En vista de ello, presentamos una solicitud de incapacidad permanente ante el INSS que, como en la mayoría de casos, fue desestimada.

El dictamen del ICAMS (Tribunal Médico) indicaba que nuestro cliente padece únicamente una simple “Fobia social y trastorno de personalidad Clúster C en tratamiento sin clínica incapacitante”.

Ante esta situación, presentamos reclamación previa ante el INSS que denegó nuevamente, tras lo que presentamos demanda judicial.

Sentencia favorable por Trastorno obsesivo-fóbico-evitativo

La demanda se repartió en el Juzgado de lo Social nº 9 de Barcelona que, tras la celebración del juicio, dictó Sentencia estimando nuestra demanda.

La Magistrada entendió que el cuadro patológico de nuestro cliente le incapacitaba para trabajar en su profesión habitual, haciendo caso omiso a las alegaciones de contrario del INSS.

La Magistrada declara al cliente en grado de incapacidad total, dado a que el trastorno que padece le impide realizar su profesión habitual con un mínimo de continuidad, eficacia y rendimiento, entendiendo de todos modos que nuestro cliente puede continuar desarrollando otro oficio distinto con una menor exigencia a nivel de interacción con terceros.

Actualmente nuestro cliente está cobrando una pensión por incapacidad permanente total derivada de enfermedad común.

Adjuntamos la sentencia para vuestro conocimiento:

New Call-to-action