search
Reservar Consulta

La Justicia Reconoce Incapacidad Absoluta por Esquizofrenia Paranoide Grave


La Justicia Reconoce Incapacidad Absoluta por Esquizofrenia Paranoide Grave

La sentencia que nos ocupa esta semana se trata de un trabajador que padece una esquizofrenia paranoide grave.

EL PROBLEMA

Nuestro cliente era peón de jardinería. Padece una patología psiquiátrica de larga evolución que no ha tenido mejoría alguna con los distintos tratamientos aplicados, incluso tuvo que ser ingresado en hospital psiquiátrico durante un tiempo.

Se presentó la correspondiente solicitud de incapacidad permanente que fue denegada mediante resolución del INSS, declarando a nuestra cliente afecto a ningún tipo de incapacidad.

En vista de tal situación, y después de la valoración médica de nuestro equipo, iniciamos el procedimiento de incapacidad laboral, a fin de que le fuese reconocido el derecho a la invalidez absoluta dado a que su patología mental era lo suficientemente invalidante como para ser reconocido dicho derecho, debiendo seguir con la atención sanitaria correspondiente.

Presentamos reclamación previa frente al INSS, que como es habitual salió denegada, confirmando su anterior resolución.

En vista de ello, decidimos presentar la demanda, a sabiendas que la patología que padece nuestro cliente es grave, crónica e invalidante.

SENTENCIA ESTIMATORIA DEL JUZGADO DE LO SOCIAL Nº 31 DE BARCELONA

El Magistrado de este juzgado tuvo dudas durante el juicio y decidió enviar a nuestro cliente al médico forense para una valoración más profunda de su cuadro psicopatológico.

La orientación diagnóstica del médico forense, aludidas por nuestro abogado durante el juicio, fueron esenciales para que el Magistrado estimara y constatara el grave cuadro psiquiátrico de larga evolución que padece nuestro cliente y que le priva de realizar cualquier tipo de trabajo por liviano o sedentario que fuere, declarando la incapacidad permanente absoluta a nuestro cliente con la siguiente argumentación:

“[…] en este caso concreto lo probado conduce a estimar que erró el ICAM cuando apreció en enero de 2017 que el cuadro era susceptible de mejoría mediante el tratamiento, pues ya entonces, y desde años antes, la patología estaba cronificada en la gravedad.”

Nuestra intervención durante el juicio y en nuestro escrito de alegación tras el diagnóstico emitido por el médico forense consistió en acreditar la cronicidad y lapermanencia de la grave patología que padecía nuestro cliente. Para ello, la ayuda de los informes médicos de sanidad pública y del Centro de Salud Mental fueron decisivos para decantar la balanza a favor.

En la actualidad el cliente tiene reconocida la pensión por incapacidad permanente absoluta.

Te adjuntamos la sentencia para vuestro interés:

New Call-to-action