Sentencia declara Incapacidad Absoluta por Trastorno Digestivo Grave


Sentencia declara Incapacidad Absoluta por Trastorno Digestivo Grave

El magistrado del Juzgado de lo Social nº 10 de Barcelona reconoce a una monitora de actividades recreativas la incapacidad absoluta por trastorno digestivo grave

El Juzgado de lo Social nº 10 de Barcelona finalmente ha estimado íntegramente la demanda interpuesta para que le fuera reconocido a nuestra cliente una Incapacidad Permanente Absoluta por por trastorno digestivo grave.

El problema

Nuestro cliente era monitora de actividades recreativas de profesión. Vino al despacho recomendado por otro cliente y le asesoramos sobre su problema. Padece una insuficiencia esfintariana con más de 10 años de evolución que no tiene cura.

Además de esta grave patología, tiene otras enfermedades secundarias que afectan en mayor medida a su estado físico (artritis reumatoide, lumbalgia, etc.).

Lo cierto es que su día a día es un calvario. Tiene muchos problemas con la alimentación: vómitos frecuentes, mareos, náuseas y, sobretodo, de incontinencia fecal.

Además sufre de dolores abdominales y no puede hacer ningún tipo de esfuerzo físico.

Hicimos el estudio previo del caso y llegamos a la conclusión que se le debía de reconocer una incapacidad permanente, por lo que nos pusimos rápidamente a trabajar sobre el caso.

Tras el estudio previo con nuestro equipo, iniciamos el procedimiento de Incapacidad Permanente Total habida cuenta de que cumplía todos los requisitos legales y, por supuesto, médicos.

Procedimiento de incapacidad

El primero de los pasos fue presentar la solicitud de incapacidad permanente en vía administrativa. Como en la mayoría de los casos, la Seguridad Social denegó la incapacidad mediante la correspondiente resolución.

El argumento utilizado fue que la enfermedad que padece nuestra cliente no era suficiente para reconocerle ningún grado de invalidez.

Tras esta denegación por parte del INSS, iniciamos el siguiente paso (en vía administrativa) presentando la correspondiente reclamación previa. Esta vez en la resolución del INSS, apoyada por el dictamen emitido por el ICAM, indicaron que nuestra cliente era apta para trabajar.

Nos sorprendimos al ver el resultado emitido por el INSS denegando la incapacidad solicitada, ya que el estado clínico es de gravedad.

A nuestro entender (todo ello apoyado con informes médicos) era evidente que tras el tiempo transcurrido (10 años) sin obtener mejoría alguna la enfermedad era definitiva y le imposibilitaba realizar no sólo su trabajo, sino cualquier tipo de trabajo.

Agotada la vía administrativa sin el reconocimiento de incapacidad permanente, presentamos demanda judicial.

Sentencia favorable del Juzgado de lo Social de invalidez por trastorno digestivo grave

Procedimos a interponer la correspondiente demanda judicial por trastorno digestivo grave. En primer lugar, alegamos que se había omitido gran parte de la documentación e informes médicos que demostraban el largo proceso de su enfermedad y la grave situación clínica en la que se encontraba.

Nuestra argumentación fue contundente y se basó en demostrar la gravedad de la enfermedad y que no había nada más que hacer a nivel médico. Además alegamos que tras un largo proceso de rehabilitación no habían solucionado su problema, por lo que era evidente su enfermedad y sintomatología era crónica. Es decir, no existía cura alguna para la mejora de su enfermedad.

Esperamos unos meses antes de recibir la Sentencia del juzgado de lo Social nº 10 de Barcelona. La alegría fue máxima, tanto para nuestra cliente como para nuestro despacho, cuando en ésta se le reconocía el grado de Incapacidad Permanente Absoluta por trastorno digestivo grave.

El Magistrado entendió que la situación clínica era muy grave y que se habían agotado todas las posibilidades terapéuticas, siendo tributario de una invalidez permanente absoluta

 Aquí puedes consultar la Sentencia:

abogados especialistas en derecho laboral, incapacidades y seguros