⚠ Recogida de firmas para pedir que se mantenga la compatibilidad trabajo-incapacidad en todos los grados. Firma aquí.

Valorar mi caso gratis

⚠ Recogida de firmas para pedir que se mantenga la compatibilidad trabajo-incapacidad en todos los grados. Firma aquí.

Lectura de 3 minutos

¿Me pueden dar el alta médica si no me opero por la mutua?

¿Me puedo negar a operarme por la mutua? ¿Me puedo negar a operarme por la mutua?

Si la intervención quirúrgica no supone un riesgo o los riesgos son muy pequeños en comparación con los beneficios y no me opero, ¿me podrían dar el alta o denegar la incapacidad permanente?

Te aclaramos que ocurriría en ese caso, sobre todo si no justificas la decisión con informes médicos que respalden tu postura.

¿Puede el tribunal médico obligarme a operarme?

La respuesta es que NO te pueden obligar a operarte. Sin embargo, se debe estudiar caso por caso.

En este sentido, si la intervención quirúrgica u operación no supone riesgo o los riesgos son muy pequeños en comparación con los beneficios, te podrían dar el alta o denegar la incapacidad permanente. Ya que, (teóricamente), estarías negándote a recibir un tratamiento para recuperarte y reincorporarte a la actividad laboral.

Así lo entiende el Tribunal Supremo:

"[...]La relativa al rechazo al tratamiento, también la vamos a rechazar, habida cuenta de lo acreditado, en el sentido de haberse solicitado una nueva valoración acerca de la conveniencia de la intervención quirúrgica, en decisión legítima por parte de la trabajadora, puesto que la intervención en cuestión no le puede ser impuesta en el modo pretendido por la Mutua. Cierto es que el derecho al subsidio por IT (Incapacidad Temporal) puede ser suspendido por rechazar o abandonar sin causa razonable, el tratamiento médico, según previene el denunciado artículo 132.2 LGSS.

En este sentido, hay que recordar que la negativa del beneficiario a seguir el tratamiento, en particular si es de tipo quirúrgico o penoso, se formaliza ante la entidad gestora o mutua, acompañada de informes técnicos o documentos que apoyen su pretensión.

La entidad gestora o mutua, previo los informes de facultativos que considere preciso solicitar, adoptará la decisión que estime. Pues bien, cuando la negativa a seguir el tratamiento se produce sin seguir el trámite recogido, se considera abandono injustificado del tratamiento por lo que se pierde el derecho a la prestación económica por IT sin necesidad por parte de la entidad gestora de procedimiento alguno –STS 22-4-02 –.

Asimismo, si la negativa es injustificada, ello trae consigo la pérdida de la prestación por IT, incluso cuando media una intervención quirúrgica, porque interpretan los tribunales que la ciencia ha avanzado lo suficiente como para considerar que no se corren riesgos.[...]"

Por lo tanto, como en el caso anterior, será necesario que exista justificación para no operarte.

Obligación de comparecer a citaciones de las Mutuas

Desde hace un tiempo las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales hacen el control de las bajas médicas por enfermedad común.

La Ley General de la Seguridad Social indica que para poder seguir cobrando la baja la mutua puede hacer las verificaciones oportunas del estado del trabajador.

En concreto en el art. 174 establece expresamente como motivo de extinción del derecho a la incapacidad temporal la incomparecencia injustificada a cualquiera de las convocatorias para los exámenes y reconocimientos establecidos por los médicos adscritos al INSS o a la mutua colaboradora con la Seguridad Social.

Por lo tanto, si no tienes ninguna causa justificada (imposibilidad física o circunstancia razonable) para no acudir a la citación de las Mutuas te podrán dar el alta por esa causa.

Conclusión

En resumen, no te pueden obligar a operarte, pero dicha negativa puede ser utilizada en tu contra. Sobre todo en el caso de que no justifiques la decisión con informes médicos que respalden tu postura.

El Tribunal Médico, INSS o la Mutua, pueden denegarte la Incapacidad Temporal o incluso la permanente si consideran que dicha operación puede ser beneficiaria (en contraste con los riesgos) y tú decides no llevarla a cabo.

En estos casos, uno de los mejores consejos que podemos darte es que busques un buen especialista (tanto médico como legal), que estudien tu caso concreto y puedan asesorarte para ofrecerte las mayores garantías.

¿Y tú, has tenido alguna vez este problema? ¿Que ocurrió finalmente? Cuéntanoslo en los comentarios!

Se muestra una imagen de Jorge Campmany
Acerca de

¡Hola! Soy Jorge, abogado especialista en Derecho Laboral desde 2007 y socio director de Campmany Abogados, un proyecto que nació en 2009 fruto de mi interés en ayudar a enfermos o lesionados. Estoy licenciado en Derecho por la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.

Calculadora gratuita de Incapacidad Permanente

¿Quieres calcular tu pensión de incapacidad permanente?

Averigua gratis y en 2 minutos si cumples los requisitos para solicitar una Incapacidad Permanente y cuánto cobrarías.

Calcular ahora

Comenta este artículo

Ver comentarios