Valorar mi caso gratis

De Absoluta a Gran Invalidez por depresión muy grave

featuredUn caso estremecedor. Porque Rosa, antes trabajadora en una lavandería, no tiene una vida fácil. No es capaz de valerse por sí misma para llevar a cabo los actos esenciales de la vida diaria, si no es acompañada de un familiar. Tan grave es su depresión que, aunque tenía una incapacidad absoluta, este grado no le era suficiente. Por este motivo, luchamos en su nombre ante el Juzgado de lo Social n° 17 de Barcelona hasta lograr para ella el máximo grado de incapacidad laboral que existe: una Gran Invalidez.

Procesos paralelos

Estuvo de baja en su empresa por depresión desde julio de 2016 hasta enero de 2018. Se inició entonces un expediente de incapacidad, pero se la denegaron. Lo mismo ocurrió con la reclamación que tramitó por vía administrativa en agosto de 2018. Un mes después, tras la doble negativa del INSS, Rosa pidió ayuda a la ley interponiendo una demanda.

No obstante, resulta curioso que nada más comenzar este camino judicial, paralelamente el INSS le reconoció enseguida una incapacidad permanente absoluta. Administrativamente, sin orden de ningún juez ya que aún no se había celebrado ningún pleito. Aún así, Rosa prosiguió con el procedimiento judicial para intentar alcanzar el grado de Gran Invalidez.

También en 2018, a Rosa se le asignó una discapacidad del 75%. Superando además el baremo que indica que se necesita la ayuda de terceras personas para la rutina diaria.

Mucho más que depresión

Esta trabajadora padece un trastorno depresivo mayor desde hace ahora tres años. Entre las dolencias que sufre se incluye el insomnio, una completa falta de voluntad (hipobulia), ideas de suicidio, imposibilidad de disfrute (anhedonia) o dificultades para decidirse a hablar (mutismo), entre otros aspectos. Y, como se lee en la propia sentencia, “no es capaz, por sí sola, de lavarse, cambiarse de ropa, comer, salir de casa o tomarse la medicación. Solo realiza dichas actividades si algún miembro de su familia la incita a hacerlo y la acompaña durante las mismas”. Permanece en la cama día tras día sin razones médicas que lo justifiquen (clinofilia). Y según testificó su hijo y a la vez cuidador en el juicio, por sí misma, se limitaría a ir, cada día, desde la cama al sofá y viceversa.

Por si este cuadro clínico no fuera ya de por sí desgarrador, Rosa tiene lumbalgia crónica e importantes problemas auditivos. Incluso se está valorando si colocarle un implante coclear. Sin olvidar que tiene una discapacidad del 75%, con grado II de dependencia.

Ante el Tribunal

Durante el juicio, el INSS manifestó que no se oponía al grado de incapacidad permanente absoluta -que Rosa obtuvo sorprendentemente tras demandar a esta entidad- pero sí a la gran invalidez, por considerar que la demandante no era tributaria de tal situación. Pero el juez no ha estado de acuerdo con la postura de la Seguridad Social. Y tras analizar las pruebas y argumentos presentados por nuestros abogados, ha dictado que, a pesar de que nuestra cliente “no padece ninguna dolencia neurológica ni cognitiva” como afirmaba el propio perito del INSS, “lo que importa es que la demandante no puede realizar dichas actividades [comer, vestirse, ducharse, etc.] sin ayuda de otro”.

En definitiva, hemos probado que esta lavandera necesita un complemento de Gran Invalidez que se sume a su pensión por incapacidad absoluta.

En consecuencia, y desde la emisión de esta sentencia favorable, Rosa percibe ahora 925,66 € más cada mes en concepto de Gran Invalidez. Si sumamos esta cifra a su pensión por incapacidad absoluta (1.380,53 €), tras esta victoria nuestra defendida cobra en la actualidad más de 2.300 € mensuales. Pero, además, los efectos son retroactivos, a contar desde enero de 2018. Por esta razón, la sentencia también ha obligado al INSS a pagar a la demandante los atrasos no cobrados por esta Gran Invalidez no reconocida a tiempo: un total de aproximadamente 15.000 € como abono adicional. 

Lee esta interesante sentencia en el siguiente documento:

New Call-to-action
Calculadora gratuita de Incapacidad Permanente

Calculadora y valoración gratuita de Incapacidad Permanente

Con nuestra calculadora gratuita podrás saber en 2 minutos si cumples los requisitos legales para solicitar una Incapacidad Permanente, así como una estimación de tu pensión.

Calcular ahora