Valorar mi caso gratis

Una limpiadora con Artrosis y Fibromialgia logra la Total sin estar de baja durante el juicio

featured

Nerea tenía muchas dificultades para ejercer su trabajo como limpiadora debido a los dolores que sufría. En julio de 2019 solicitó una Incapacidad Permanente al INSS, pero se la denegaron. Pero ese verano decidió tomar cartas en el asunto y contactó con nuestro despacho para interponer una demanda judicial. Y en octubre ya estaba presentada por nuestra parte. El resultado del proceso que vino después fue una victoria para ella, ya que consiguió -incluso estando laboralmente activa cuando se personó ante el juez- la pensión de invalidez que tanto necesitaba.

Una movilidad muy limitada

Esta profesional de la limpieza, según el informe que realizó el Equipo de Valoración de Incapacidades, padece: Espondiloartrosis (artrosis de la columna), fibromialgia, síndrome miofascial (dolor crónico), y episodios moderados de depresión mayor

Pero en el juicio, nuestro equipo de abogados presentó contundentes pruebas de que, debido a este cuadro clínico, Nerea experimenta “dolores generalizados con imposibilidad de mantener su actividad cotidiana y laboral, puntos de fibrositis 18 (++), que le limita la carga de pesos, la realización de ejercicios bruscos, las rotaciones forzadas y las flexiones de la columna”. Ya que lo invalidante de sus afecciones es lo que el Tribunal Médico no puso de relevancia, y lo que tampoco tuvo en cuenta el INSS al emitir su resolución inicial. 

La jueza nos da la razón

En la sentencia se puede leer que de los documentos aportados “se desprende que las lesiones de la actora le impiden la realización de las esenciales funciones de su profesión habitual de limpiadora [...] pues no puede obviarse que las tareas inherentes a su profesión habitual precisan de movilidad conservada, flexión de columna y ejercicio físico moderado.” Los dolores generalizados y la movilidad reducida de esta trabajadora también estaban confirmados por la psiquiatra del centro de salud mental que la supervisa.

En consecuencia, la magistrada condenó a la Seguridad Social a declarar a Nerea tributaria de una incapacidad total.

Lo más característico de este caso es que Nerea aún se encontraba en activo cuando conseguimos para ella la invalidez total ante los tribunales. Una situación que normalmente complica mucho el hecho de justificar que la persona necesita la incapacidad, ya que lo habitual es estar de baja médica. Pero para nosotros eso no fue un obstáculo.

Pensión de Incapacidad Total

Contrariamente a lo que resolvió el INSS en un primer momento, quedó demostrado que -incluso no estando de baja cuando se celebró la vista judicial- Nerea merecía una incapacidad en grado de total para su trabajo de limpiadora. Nuestra defendida cobra ahora una mensualidad del 55% de su base reguladora, pudiendo desarrollar paralelamente otro tipo de actividad laboral que compatible con sus enfermedades. Y si deja de trabajar en cualquier momento, su pensión aumentará un 20% -hasta un 75% de su base reguladora-. 

Puedes consultar la resolución judicial aquí:

New Call-to-action
Calculadora gratuita de Incapacidad Permanente

Calculadora y valoración gratuita de Incapacidad Permanente

Con nuestra calculadora gratuita podrás saber en 2 minutos si cumples los requisitos legales para solicitar una Incapacidad Permanente, así como una estimación de tu pensión.

Calcular ahora