El TSJ Reconoce Incapacidad Absoluta por Aplasia Medular


El TSJ Reconoce Incapacidad Absoluta por Aplasia Medular

El caso de éxito que publicamos hoy se ha ganado en el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya.

El problema

Nuestro cliente trabajaba como especialista en almacén. Tras un primer reconocimiento de incapacidad permanente, éste fue revisado por el Tribunal Médico (ICAM), donde le quitaron la pensión por entender que existía mejoría de su cuadro clínico invalidante.

Lo cierto es que padece Aplasia Medular que le genera importante astenia, disnea (cansancio) a mínimos esfuerzos y fáciles hematomas ante un mínimo traumatismo. Además necesita de transfusiones y controles periódicos dada a la enfermedad del HIV, actualmente estabilizada.

Presentamos la reclamación previa y el INSS mantuvo su decisión, por esa razón presentamos la demanda correspondiente.

Lo cierto es que el Magistrado del Juzgado de lo Social nº 6 de Barcelona entendió que sus patologías no lo limitaban, en la actualidad, para el desarrollo de una profesión reglada. 

Ante tal injusto resultado, procedimos a presentar el correspondiente recurso de suplicación  a fin de que hicieran valer, frente a la negatoria de la Seguridad Social, los derechos al reconocimiento de una incapacidad permanente.

TSJ declara Incapacidad Absoluta

Nuestro objetivo en el recurso de suplicación era hacer entender a los Magistrados que debido a su alarmante cuadro clínico, nuestro cliente no podía desarrollar ningún tipo de trabajo por sedentario que este fuera. Y por lo tanto, estaba legitimado a que le reconocieran la incapacidad permanente absoluta.

Tras las alegaciones de nuestro abogado, el Tribunal decidió a favor de nuestro cliente, teniendo en cuenta todos y cada uno de los informes que aportamos durante el juicio y de las alegaciones vertidas.

Los Magistrados de la sala señalaron lo siguiente:

“[…] las dolencias que la parte demandante padece, y que se describen en el inalterado relato histórico de la sentencia recurrida, configuran un cuadro que presenta las mismas dolencias que determinaron su declaración de en incapacidad permanente absoluta excepto la anemia que ahora se califica de leve, lo que no impide que siga padeciendo astenia.”

Os adjuntamos la Sentencia para vuestro interés:

New Call-to-action