Complemento de Gran Invalidez a un autónomo por esclerosis y EPOC


gran-invalidez-autonomo-esclerosis-epoc

Antonio, un perito tasador autónomo, tenía concedida una prestación de incapacidad permanente absoluta desde junio de 2018. Sin embargo, sus dolencias eran tan graves que no se podía valer por sí mismo a la hora de realizar las tareas básicas de la vida diaria (asearse, vestirse, comer, etc). Por este motivo, nos pidió ayuda, ya que pensaba que era merecedor del complemento económico que se añade a una pensión por incapacidad absoluta si se declara, además, una Gran Invalidez.

El Equipo de Valoración de Incapacidades (EVI) no vio necesaria esta ayuda y, aunque Antonio reclamó por vía administrativa, sus esfuerzos fueron infructuosos. Los letrados de Campmany Abogados presentamos el caso ante la ley, y se celebró un juicio en el Juzgado de lo Social nº 5 de Barcelona que concluyó con un resultado favorable a nuestro cliente el pasado 28 de marzo.

Las limitaciones que han dado lugar a la Gran Invalidez

El demandante sufre esclerosis lateral amiotrófica con afectación respiratoria. Además, padece la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (conocida como EPOC), en categoría de grave. Todo ello quedó descrito en el informe médico presentado administrativamente el año pasado. En aquel momento, Antonio podía al menos caminar solo por su casa, y era capaz de asearse solo.

Durante el proceso judicial, pudimos demostrar sin embargo que estas patologías se habían agravado aún más desde la denegación de la Gran Invalidez por parte de la Seguridad Social. Y que, por tanto, se hacía necesaria la concesión del complemento. El juez mostró su acuerdo con nosotros y en la sentencia afirma que, gracias a los nuevos informes médicos aportados, “se puede apreciar una ampliación sustancial de sus limitaciones”. 

Antonio precisa en la actualidad de la ayuda de dos personas que le sujeten para poder caminar unos pocos pasos, y una silla de ruedas para su movilidad. Su debilidad en las piernas se ha acentuado. Asimismo, ahora necesita ser alimentado y vestido por otra persona. A esta situación se suma una reciente e importante debilidad cervical, por lo que corporalmente tiende a caer hacia delante.

Complemento de 993€ a su pensión

Con efectos desde febrero se este año, el INSS ingresará cada mes a nuestro cliente la cantidad añadida de 993,42 € a su pensión de incapacidad permanente. En consecuencia, el importe recibido se engrosa con el objetivo de que Antonio pueda permitirse la ayuda externa que requiere para su día a día.

¿Quieres ver la sentencia íntegra? Léela o descárgatela aquí.

New Call-to-action