¿Quieres recibir más información sobre Incapacidades, Seguros de Vida y Laboral?

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!

New call-to-action

¿Qué es y cómo funciona el despido objetivo?

Publicado por Campmany Abogados el 1/03/17 18:47


¿Qué es y cómo funciona el despido objetivo?

¿Te han despedido o comunicado que van a despedirte alegando causas objetivas? ¿Tienes dudas acerca de qué significa, los motivos y qué puedes hacer?

En este artículo vamos a explicarte qué es el despido objetivo, cuales son sus causas, requisitos para que el empresario pueda llevarlo a cabo y la indemnización que corresponde por este tipo de despido, así como ofrecerte consejos acerca de cómo afrontarlo.

Índice de contenidos


¿Qué es el despido objetivo?

Por despido objetivo debemos entender aquél que se justifica por una serie de causas (económicas, técnicas, organizativas o de producción) que no son imputables a la voluntad del trabajador ni tampoco del empresario. A diferencia del despido disciplinario, la causa es totalmente ajena a la voluntariedad del trabajador, no es una sanción que se le imponga.

El despido debe estar siempre justificado con alguna de la causas vamos a ver a continuación

Si no se cumple la causa o no se acredita suficiente ante el trabajador, el despido deberá ser calificado de improcedente. Son muchas las ocasiones en las que el empresario no justifica la situación económica en la que funda el despido por lo que deberá estudiarse de forma pormenorizada si se cumplen los requisitos.

que es el despido objetivo

Causas del despido objetivo

El Estatuto de los Trabajadores establece en su artículo 52 los siguientes motivos que justifican que un trabajador sea despido de forma objetiva:

Por ineptitud del trabajador conocida o sobrevenida con posterioridad a su colocación efectiva en la empresa.

La ineptitud existente con anterioridad al cumplimiento de un período de prueba no podrá alegarse con posterioridad a dicho cumplimiento.

Por falta de adaptación del trabajador a las modificaciones técnicas operadas en su puesto de trabajo, cuando dichos cambios sean razonables.

Previamente el empresario deberá ofrecer al trabajador un curso dirigido a facilitar la adaptación a las modificaciones operadas. El tiempo destinado a la formación se considerará en todo caso tiempo de trabajo efectivo y el empresario abonará al trabajador el salario medio que viniera percibiendo.

La extinción no podrá ser acordada por el empresario hasta que hayan transcurrido, como mínimo, dos meses desde que se introdujo la modificación o desde que finalizó la formación dirigida a la adaptación. Cuando concurra alguna de las causas previstas en el artículo 51.1 de esta Ley y la extinción afecte a un número inferior al establecido en el mismo. Los representantes de los trabajadores tendrán prioridad de permanencia en la empresa en el supuesto al que se refiere este apartado.

Por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción.

Esta es la más alegada por los empresarios y polémica por la reforma laboral. Se entiende que concurren causas económicas cuando de los resultados de la empresa se desprenda una situación económica negativa, en casos tales como la existencia de pérdidas actuales o previstas, o la disminución persistente de su nivel de ingresos ordinarios o ventas. En todo caso, se entenderá que la disminución es persistente si durante tres trimestres consecutivos el nivel de ingresos ordinarios o ventas de cada trimestre es inferior al registrado en el mismo trimestre del año anterior.

Se entiende que concurren causas técnicas cuando se produzcan cambios, entre otros, en el ámbito de los medios o instrumentos de producción; causas organizativas cuando se produzcan cambios, entre otros, en el ámbito de los sistemas y métodos de trabajo del personal o en el modo de organizar la producción y causas productivas cuando se produzcan cambios, entre otros, en la demanda de los productos o servicios que la empresa pretende colocar en el mercado.

Por faltas de asistencia al trabajo, aun justificadas pero intermitentes.

Cuando alcancen el 20 % de las jornadas hábiles en dos meses consecutivos siempre que el total de faltas de asistencia en los doce meses anteriores alcance el cinco por ciento de las jornadas hábiles, o el 25 % en cuatro meses discontinuos dentro de un periodo de doce meses.

No se computarán como faltas de asistencia, a los efectos del párrafo anterior, las ausencias debidas a huelga legal por el tiempo de duración de la misma, el ejercicio de actividades de representación legal de los trabajadores, accidente de trabajo, maternidad, riesgo durante el embarazo y la lactancia, enfermedades causadas por embarazo, parto o lactancia, paternidad, licencias y vacaciones, enfermedad o accidente no laboral cuando la baja haya sido acordada por los servicios sanitarios oficiales y tenga una duración de más de veinte días consecutivos, ni las motivadas por la situación física o psicológica derivada de violencia de género, acreditada por los servicios sociales de atención o servicios de Salud, según proceda.

Tampoco se computarán las ausencias que obedezcan a un tratamiento médico de cáncer o enfermedad grave.

Insuficiencia de la correspondiente consignación para el mantenimiento del contrato de trabajo de que se trate.

En el caso de contratos por tiempo indefinido concertados directamente por entidades sin ánimo de lucro para la ejecución de planes y programas públicos determinados, sin dotación económica estable y financiados por las Administraciones Públicas mediante consignaciones presupuestarias o extrapresupuestarias anuales consecuencia de ingresos externos de carácter finalista.

shutterstock_387753664 (1)

Requisitos para el despido objetivo

El empresario debe cumplir una serie de requisitos:

  • Debe comunicarse el despido por escrito y haciendo constar la causa que justifica el despido y acompañando la documentación que sea necesaria para que el trabajador pueda valorar la justificación del mismo.
  • Debe ponerse a disposición del trabajador la indemnización del despido, salvo que no tenga liquidez suficiente para afrontarlo. Si no justifica la falta de liquidez el despido será improcedente.

Indemnización por despido objetivo

Si las causas alegadas en la carta de despido están justificadas el despido será procedente y el empresario deberá indemnizar al trabajador con 20 días por año trabajado con un máximo de 12 mensualidades teniendo a su vez derecho a cobrar el paro. Debe tenerse en cuenta que el Convenio Colectivo aplicable o por acuerdo de empresa puede fijarse una cantidad mayor.

Si por el contrario, las causas no están justificadas o se ha incurrido en alguna causa de improcedencia o nulidad, el despido será calificado de improcedente o nulo según corresponda con las consecuencias que se derivan.

Si has sido despido/a por la empresa en base a un despido objetivo contacta con nosotros y te asesoraremos analizando si el despido es procedente o no.

Consejos tras ser despedido

Tras recibir la comunicación del despido personalmente es importante que se firme como no conforme y anotar la fecha. Es importante conocer que se dispone de 20 días hábiles para reclamar contra el despido mediante la oportuna papeleta de conciliación. En este despido, como en todos lo demás, se tiene derecho al finiquito que deberá abonarse por el empresario con independencia de la indemnización del despido.

La carta de despido es el documento que deberá presentarse en la oficina de empleo (SEPE) para poder cobrar el paro, en el caso que se tenga derecho. Si no se ha disfrutado de las vacaciones, o te quedan días pendientes, el empresario debe cotizar dichos días y pagarlos mediante el finiquito. Hasta que no hayan transcurrido esos días no puede solicitarse la prestación por desempleo.

New Call-to-action

Temas: Laboral

Acerca de Campmany Abogados


Somos abogados especialistas en incapacidades laborales, despidos y reclamaciones de seguros contra compañías aseguradoras. Nuestra meta es ser el mayor despacho de abogados en Derecho Laboral y de la Seguridad Social.

Encuéntranos en:


¿Quieres recibir una valoración gratuita de tu caso?


Habla con nosotros para exponernos tu caso y te ayudaremos en lo posible.

Recibir valoración