⚠ Recogida de firmas para pedir que se mantenga la compatibilidad trabajo-incapacidad en todos los grados. Firma aquí.

Valorar mi caso gratis

⚠ Recogida de firmas para pedir que se mantenga la compatibilidad trabajo-incapacidad en todos los grados. Firma aquí.

Lectura de 7 minutos

¿Qué es la jubilación flexible?

¿Se puede combinar trabajo con jubilación? ¿Se puede combinar trabajo con jubilación?

Dentro de las distintas pensiones de la Seguridad Social, la jubilación flexible es poco conocida. Sin embargo, es una opción muy interesante a valorar por los ya jubilados.

Descubre en qué consiste la jubilación flexible, ejemplos, y qué la diferencia de la jubilación activa y de la jubilación parcial. Porque todas se pueden combinar con una actividad laboral.

Índice de contenidos

  1. Qué es la jubilación flexible
  2. Requisitos de la jubilación flexible
  3. Quién puede acceder
  4. Prestaciones compatibles
  5. Cotizar a media jornada
  6. Diferencias con activa y parcial
  7. Cómo se solicita
  8. Conclusión

¿Qué es la jubilación flexible y cuánto se cobra?

Con la jubilación flexible se puede compatibilizar una actividad laboral por cuenta ajena con el cobro de una parte de la pensión de jubilación, de modo que se perciben ingresos por ambos conceptos. Pero es estrictamente necesario que se comience a trabajar después de que la persona sea declarada pensionista, no antes. Y no es posible estar contratado a tiempo completo, sino solo con una jornada parcial reducida.

Según el porcentaje exacto de la jornada que se realice, así será la cuantía de la pensión jubilación, pero en proporción inversa. Es decir, si desarrollamos una actividad profesional al 60% del tiempo respecto a lo que sería una jornada completa, cobraremos el 40% de lo que nos corresponda por jubilación. Hasta llegar así a un 100%.

Por tanto, un jubilado flexible será aquella persona que, una vez ya jubilada, deja de cobrar un porcentaje de su pensión porque decide emplear una parte de su tiempo en ser trabajador por cuenta ajena. De este modo, la jubilación flexible puede ser una solución para personas que no desean estar totalmente inactivas tras su edad de jubilación ordinaria (o de jubilación anticipada, pensión también válida en este caso).

Reducción de jornada

Conforme a la normativa actual, las horas de trabajo deben reducirse un 25% como mínimo. Y, como máximo, un 50%. En conclusión, la jornada debe ser de entre el 75% y el 50% de una jornada a tiempo completo.

En cualquier caso, la minoración de la cuantía de la pensión tendrá efectos desde el día en que se comience la actividad, no desde el día efectivo de la jubilación flexible.

Jubilación flexible: ejemplos

Imaginemos a un comercial de una inmobiliaria que se jubila a los 65 años pero que, a los 66, echa de menos su carrera profesional y decide retomarla. En ese momento, o más tarde, puede acogerse a la jubilación flexible y seguir activo.

Pero veamos, de la Jubilación flexible, ejemplos en términos económicos. Por ejemplo, si su contrato es de media jornada (50%), y estaba cobrando 1.000 € de jubilación, ahora percibirá solo la mitad: 500 €.

O si su jornada es menos reducida, de manera que trabaja el 75% del tiempo, la Seguridad Social le ingresará cada mes solamente 250 €.

Requisitos para acceder a la jubilación flexible

Para trabajar y cobrar una fracción de la jubilación simultáneamente, mediante la jubilación flexible, las exigencias son las siguientes:

  • Comunicar a la Seguridad Social nuestra intención de comenzar un trabajo a jornada parcial, estando jubilados. Antes de iniciarla, no una vez contratados.
  • Estar ya cobrando la pensión de jubilación. Es obligatorio solicitar la jubilación flexible después del día efectivo de la jubilación.

Pero hay más requisitos, como vas a leer a continuación, porque no todo trabajador jubilado puede disfrutar de la jubilación flexible.

¿Quién puede acceder a la jubilación flexible?

La jubilación flexible está destinada a todos los regímenes de la Seguridad Social, salvo a los Regímenes Especiales de los Funcionarios Civiles del Estado, de las Fuerzas Armadas y del personal al servicio de la Administración de Justicia.

Pero, además, tampoco es compatible con la afiliación al RETA. Los ex trabajadores por cuenta propia no pueden beneficiarse de la jubilación flexible si vuelven a ejercer como autónomos. Por tanto, si has sido autónomo, podrías solicitarla pero solamente si una empresa te contrata a tiempo parcial.

Prestaciones compatibles con la jubilación flexible

A efectos de servicios sociales, sanitarios, médicos y farmacéuticos, los titulares de la jubilación flexible tienen la consideración de pensionistas. Asimismo, se tiene el derecho a la baja médica (incapacidad temporal) y al permiso de maternidad o paternidad -técnicamente, por nacimiento y cuidado del menor-.

Por el contrario, no hay derecho al reconocimiento de una incapacidad permanente que derive del trabajo a jornada reducida que se esté compaginando con la jubilación flexible. Ni a la prestación contributiva por desempleo. Únicamente está habilitada, como hemos señalado, la incapacidad temporal.

Cotizar a media jornada para jubilación

Mientras se está en situación de jubilación flexible, lo que se cotiza en el empleo compatible sirve para que, después, aumente la pensión de jubilación. Porque con los datos de cotización de ese último trabajo se vuelve a calcular la base reguladora para la jubilación.

Recordemos que la base reguladora es una cifra a la que se aplica un porcentaje según los años cotizados para hallar la cuantía final de la jubilación.

No temas acabar percibiendo una cifra menor, porque en ese supuesto se mantendrá la pensión de jubilación que ya tenías. Y, además, te aplicarán a tu base reguladora las revalorizaciones producidas durante el tiempo que has trabajado a jornada parcial.

Diferencias entre jubilación flexible, jubilación parcial y jubilación activa

Jubilación activa

Entre las pensiones de la Seguridad Social se encuentra también la jubilación activa. Pero con esta opción la persona no se jubila y después retoma en parte la vida laboral. No tiene que esperar a una fecha posterior al día efectivo de la jubilación. Se trata justamente de lo contrario: sin dejar de trabajar, comienza en un momento dado a rebajar su jornada y a cobrar un porcentaje de su pensión de jubilación. Pero siempre al 50%, independientemente del número de horas que dedique a su actividad laboral.

Además, la jubilación activa puede compatibilizarse con cualquier tipo de jornada (completa también). Y en cuanto a la cotización, la jubilación activa no modifica la base reguladora para la jubilación, tal como sí ocurre con la jubilación flexible.

Jubilación parcial

En cuanto a la jubilación parcial, otra de las pensiones de la Seguridad Social, con dicha modalidad tampoco se deja de trabajar, como en la jubilación activa. Pero el sistema de cobro sí funciona de la misma manera que en la jubilación flexible: el porcentaje de tiempo que no se trabaja se percibe en concepto de jubilación.

Por otro lado, en la jubilación parcial la reducción de jornada puede incluso llegar hasta el 75%. Mientras tanto, en la jubilación flexible no puede superar en ningún caso el 50%.

Cómo se solicita la jubilación flexible (y dónde)

Si estando jubilado quieres comenzar una actividad laboral como trabajador por cuenta ajena a tiempo parcial, has de solicitar al INSS la jubilación flexible. Para hacerlo, puedes clicar aquí.

Aunque también puedes pedir cita previa en la Seguridad Social, mediante alguna de estas formas de contacto:

  • Llamando por teléfono al número 901 10 65 70.
  • Por Internet, visitando esta web.
  • Vía APP, descargando la aplicación aquí.

Para completar la gestión, has de aportar la siguiente documentación:

  1. DNI, o NIE más pasaporte.
  2. Si otra persona va a solicitarla en tu nombre, debe presentar la documentación acreditativa de representación legal.
  3. El formulario oficial de solicitud de jubilación cumplimentado, el cual puedes descargar en PDF en este enlace. Al rellenarlo, debes seleccionar la casilla JUBILACIÓN FLEXIBLE en el punto 2.4: ‘Comunicación de inicio de actividad laboral simultánea a la condición de pensionista’. Y anotar los datos que se requieren en el recuadro “Declaración de actividad” (empresa, jornada -siempre parcial- y fecha de inicio de actividad).

Qué es la jubilación flexible desde el punto de vista del INSS

Conclusión

Mediante la modalidad de jubilación flexible, los legisladores pretenden fomentar la permanencia en el trabajo cumplida la edad ordinaria de jubilación. Y el premio es el beneficio que se obtiene al cotizar a media jornada para la jubilación, como hemos visto. A su vez, esto repercute positivamente en las arcas del INSS, que dejan de abonar al jubilado una parte de su pensión. Por todo ello, no hay que confundir la jubilación flexible con la jubilación anticipada, pensión que se abona con un descuento por adelantar el cese en la vida laboral y que no se puede compaginar con un empleo convencional.

Se muestra una imagen de Jorge Campmany
Acerca de

¡Hola! Soy Jorge, abogado especialista en Derecho Laboral desde 2007 y socio director de Campmany Abogados, un proyecto que nació en 2009 fruto de mi interés en ayudar a enfermos o lesionados. Estoy licenciado en Derecho por la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.

Nos encargamos de lo necesario para que accedas a tu jubilación con todas las garantías sin tener que preocuparte por nada.

¿Quieres saber cuánto cobrarás de pensión de jubilación?

Nos encargamos de lo necesario para que accedas a tu jubilación con todas las garantías, sin preocuparte de nada.

Saber más

Comenta este artículo

Ver comentarios