Absoluta por lumbalgia intensa que la obliga a estar en cama y a usar bastón para caminar

featured

Gracia tenía concedida una incapacidad total para su profesión de monitora de comedor, pero este grado se quedaba corto en su caso. Después de una intervención quirúrgica de artrodesis en la espalda, esta trabajadora sufría fuertes dolores que le causaban enormes dificultades para estar en pie. Por ello nos llamó para que lleváramos su caso ante la justicia, y a finales de 2020, al fin consiguió la incapacidad absoluta.

El informe del tribunal médico

En marzo de 2020, justo antes de que fuera declarado el Estado de Alarma en España, el tribunal médico de la Seguridad Social estimó que Gracia padecía “espondilosis lumbar hiperálgica” con “evolución tórpida”. Y en mayo se le otorgó la incapacidad permanente total.

Frente a dicha resolución, esta monitora interpuso una Reclamación previa por vía administrativa, solicitando el reconocimiento de una incapacidad absoluta. Sin embargo, su petición fue desestimada en el mes de julio.

Pero ella no se rindió y nos llamó, ya que desde su operación de espalda en 2018 su estado de salud había empeorado de tal forma que solo podía evitar el dolor estando en cama.

Deambulación muy limitada

Ya en el juicio, que se celebró el 11 de noviembre de 2020 en el Juzgado de lo Social nº 3 de Girona, el neurocirujano que intervino a nuestra cliente declaró que la demandante solo podía deambular con pasos cortos y de manera “muy lenta y muy limitada, en postura antiálgica” -la que adopta una persona para sobrellevar el dolor, siendo una posición no natural-. Y que tampoco podía estar ni siquiera sentada sin experimentar dolores, teniendo “grandes dificultades para levantarse”.

El diagnóstico de Gracia era el de ‘espalda fallida’, con lumbalgia progresivamente más intensa, y por este motivo fue necesario someterla a una segunda operación en 2019. Pero la nueva cirugía no trajo mejoras. El especialista testificó que la trabajadora continuaba con dolor que únicamente se calma estando estirada en la cama, y que la obliga a andar con bastón.

La jueza declara la Incapacidad Absoluta

Tras evaluar las pruebas aportadas por nuestros abogados, donde fue clave el testimonio del neurocirujano que atendió a Gracia, la magistrada afirma en la sentencia que “procede dar la razón a la parte actora [...] pues no cabe más que entender que está impedida para realizar cualquier profesión, y no solo la de monitora de comedor”. Y añade que esto es aplicable incluso en caso de teletrabajo, debido a “las dificultades para levantarse una vez se encuentre sentada”. Así, la jueza concluye que “su clínica severamente limitante reviste la gravedad suficiente para hacerla tributaria de una incapacidad permanente absoluta”.

Si quieres leer la sentencia, puedes hacerlo aquí:

New Call-to-action
Calculadora gratuita de Incapacidad Permanente

Calculadora y valoración gratuita de Incapacidad Permanente

Con nuestra calculadora gratuita podrás saber en 2 minutos si cumples los requisitos legales para solicitar una Incapacidad Permanente, así como una estimación de tu pensión.

Calcular ahora