Tras cuatro intentos de suicidio por su depresión, el INSS le negaba su derecho a una incapacidad

featured

Matilde era empleada de una empresa dedicada al comercio al por menor de pescado y marisco. Pero estaba pasando por un auténtico calvario debido a su fibromialgia y, sobre todo, a la grave depresión que padecía. En el juicio tuvimos que recordar al INSS que nuestra cliente había cometido intentos autolíticos en cuatro ocasiones, dos de ellas después de que por vía administrativa le denegaran la incapacidad permanente.

“En tratamiento”

A finales de 2018 Matilde fue convocada al tribunal médico, donde examinaron su caso. Y en enero de 2019 la Seguridad Social se pronunció al respecto, aunque no de forma favorable a la trabajadora.

Los inspectores médicos habían concluido que esta pescadera padecía “poliartralgias en el contexto de fibromialgia, cervicoartrosis y trastorno depresivo ansioso en tratamiento”. En esencia, le denegaron el derecho a una pensión con la teoría de que no cumplía los requisitos para cobrarla, en ninguno de sus grados. Pero la realidad fue que no valoraron correctamente la gravedad de su trastorno depresivo, como leerás a continuación.

Patologías y certificados oficiales

Depresión mayor grave y recurrente

Antes de ir a juicio, Matilde reclamó por el cauce administrativo, pero su gestión no tuvo ningún resultado. Ya en los tribunales, nosotros presentamos pruebas de que esta empleada tenía una depresión muy severa, y que ya era así incluso antes de que ella pasara por el tribunal médico. En concreto, alegamos que sufría “trastorno depresivo mayor grave y recurrente desde 2018” -además de fibromialgia-.

 

La jurisprudencia dice que solo por una depresión mayor ya corresponde la incapacidad absoluta, de modo que nuestro argumento era muy sólido y así fue tenido en cuenta por la jueza.

Discapacidad y dependencia

Pero eso no era todo, ya que nuestra defendida tenía un certificado de discapacidad del 54%. Y tampoco ahí acaba la situación de Matilde, porque ostenta también un grado II de dependencia. En definitiva, dos refuerzos muy potentes a nuestra pretensión, y que por supuesto el INSS había ignorado.

Riesgo de suicidio y absoluta

Como adelantábamos al inicio de este artículo, en la sentencia se puede observar cómo la magistrada destaca que la trabajadora había intentado suicidarse cuatro veces: en 2015, 2016, 2019 y 2020. Un riesgo constante a causa de la depresión mayor. Y que eso, unido a su fibromialgia, hace que presente “limitaciones funcionales para toda actividad laboral”.

Incluso, la juzgadora afirma al dar su fallo que los informes que aportamos nosotros eran más relevantes que el dictamen del tribunal médico: “al ser estos informes de los especialistas que llevan el seguimiento del actor, y que son de carácter público, se les ha dado mayor valor. De ahí que sea procedente declarar a la parte demandante en situación de incapacidad permanente absoluta para todo tipo de trabajo”.

Puedes ver la sentencia original aquí:

New Call-to-action
Calculadora gratuita de Incapacidad Permanente

Calculadora y valoración gratuita de Incapacidad Permanente

Con nuestra calculadora gratuita podrás saber en 2 minutos si cumples los requisitos legales para solicitar una Incapacidad Permanente, así como una estimación de tu pensión.

Calcular ahora