Valorar mi caso gratis

Un juez declara una Incapacidad Absoluta por asma grave

featured

Tenía concedida la incapacidad total desde 2019, pero necesitaba la absoluta debido a sus problemas de asma. Y como su reclamación previa por vía administrativa fue desestimada, se puso en contacto con nuestro despacho. Hoy narramos la historia de Yolanda, una teleoperadora que luchó por sus derechos en el Juzgado de lo Social nº 23 de Madrid y venció al INSS con la ayuda de nuestros abogados.

Asma bronquial alérgico grave

En agosto de 2019, la Seguridad Social concedió a Yolanda una incapacidad permanente total para su profesión habitual de teleoperadora. En aquel momento el Tribunal Médico certificó que esta trabajadora padecía “asma bronquial alérgico grave con sensibilización a pólenes, mal controlado [...] Y artromialgias crónicas de estudio por Reuma [...] ”. Por tanto, a su asma severo se sumaban dolores musculares y articulares.

Y aunque en octubre presentó reclamación previa por el cauce administrativo con el fin de obtener un grado más elevado de invalidez, su solicitud fue desestimada.

La verdadera situación de Yolanda

En el juicio, que tuvo lugar en enero de 2020, nuestros letrados ampliaron la información médica de esta teleoperadora. Argumentamos que en el último año había acudido en varias ocasiones a urgencias por cuadros de broncoespasmo. Añadiendo que tiene infecciones respiratorias frecuentes -con tos continua y fatiga a mínimos esfuerzos-, y que desde 2015 había ido empeorando, presentando sintomatología respiratoria diariamente. Y que ello le interfiere en sus actividades básicas para la vida diaria. 

Y demostramos que esta situación se agrava, además, con alteraciones del sueño por disnea, palpitaciones y alergias múltiples. 

El juez nos da la razón

El magistrado que llevó el caso afirma en la sentencia que “la demandante no puede realizar actividad laboral alguna, habida cuenta de las importantes limitaciones respiratorias que padece [...] Difícilmente puede concebirse una actividad laboral incluso sedentaria, con rendimiento laboral trascendente, a la que pueda dedicarse”. 

El detonante principal fue la fatiga a mínimos esfuerzos, de manera que finalmente el magistrado condenó a la Seguridad Social a reconocerle la incapacidad absoluta que tanto anhelaba (del 100% de su base reguladora). Con efectos económicos desde agosto de 2019, lo que supone aproximadamente medio año de atrasos a percibir como abono adicional a su pensión. Una resolución judicial que para esta teleoperadora con asma grave ha supuesto un enorme alivio, al no verse ya obligada a realizar los esfuerzos que exige el mercado laboral.

¿Quieres leer la sentencia original? La tienes disponible aquí:

New Call-to-action
Calculadora gratuita de Incapacidad Permanente

Calculadora y valoración gratuita de Incapacidad Permanente

Con nuestra calculadora gratuita podrás saber en 2 minutos si cumples los requisitos legales para solicitar una Incapacidad Permanente, así como una estimación de tu pensión.

Calcular ahora