Valorar mi caso gratis

Conseguida una Incapacidad anteriormente denegada por el Tribunal Superior

featuredEn 2018 presentamos una nueva -y decisiva- demanda a nombre de Macarena ante el Juzgado de lo Social n° 24 de Barcelona. Y al fin ella logró lo que necesitaba: una pensión de Incapacidad Permanente para su profesión habitual. Porque nuestra cliente, peluquera autónoma, había atravesado ya con anterioridad por una batalla judicial que llegó hasta el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña sin conseguir más que negativas. Pero la buena noticia la obtuvo cuando desde Campmany Abogados llevamos su caso. 

Trastorno de la Personalidad, depresión y bulimia

Nuestra clienta ya había solicitado antes una incapacidad al INSS, pero no se la concedieron por entender que no se habían agotado las posibilidades terapéuticas y, por tanto, debía seguir de baja. Interpuso tras ello una reclamación previa por vía administrativa pero la respuesta fue idéntica. Sin embargo, Macarena continuó luchando, esta vez legalmente. Aunque los comienzos no fueron muy alentadores, porque el Juzgado de lo Social n° 31 de Barcelona dio la razón en 2017 a la Seguridad Social. Aún así, acudió al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, donde tampoco pudo ganar.

Su enfermedad era un Trastorno Límite de la Personalidad junto a un trastorno depresivo mayor y bulimia, reconociéndose en todo momento la gravedad de su cuadro clínico.

No obstante, como apuntábamos antes, se le denegó la incapacidad permanente por considerarse que había posibilidad de mejoría y , en consecuencia, Macarena debía agotar la baja hasta el final.

El nuevo procedimiento

Sorprendentemente, al llegar la finalización de la baja, y encontrándose esta peluquera exactamente igual de salud -sin haber mejorado en ningún momento-, el INSS le deniega la incapacidad permanente por entender que era apta para trabajar. Ante esta falsa aseveración, se recurrió de nuevo administrativamente. Y tras la desestimación de dicha reclamación previa, se presentó una nueva demanda, que llegó al Juzgado de lo Social nº24 de Barcelona

La magistrada que juzgó el caso de nuestra defendida vio como, mediante nuestros informes médicos, quedaban demostradas las patologías de la demandante. Sumando, además, las conductas autolesivas y heteroagresivas -hacia los demás-. Un aspecto que claramente es incompatible con su oficio de peluquera, “puesto que dicha actividad  profesional requiere una específica capacidad de interrelación social”, tal como se puede leer en la sentencia.

Incapacidad Permanente Total

Tras la evaluación de la jueza, Macarena tiene al fin su pensión de incapacidad permanente, en grado de Total. De modo que recibe una pensión mensual del 55% de su base reguladora. Todo ello con efectos desde marzo de 2018, lo que es sinónimo de un relevante cobro de atrasos. El INSS queda así condenado a abonar esta prestación a Macarena, quien con la ayuda de nuestro despacho ha podido ver que se puede ganar, mediante una nueva demanda, aun cuando anteriormente se había denegado su incapacidad en los juzgados.

New Call-to-action