Valorar mi caso gratis

Un enfermero discapacitado y con migraña crónica consigue la Total

featured

La migraña es un factor muy común en nuestros casos de éxito, y vuelve a serlo ahora con la historia de Gonzalo: un auxiliar de enfermería a quien el INSS no quiso reconocer ningún tipo de incapacidad permanente. Él, además, ya tenía desde el año 2017 un certificado de discapacidad del 47%. Pero tuvo que luchar ante los tribunales para que le reconocieran lo que solicitaba. Previamente evaluamos su expediente, y comprobamos que era viable y podría tener muchas posibilidades de éxito. Y eso fue precisamente lo que ocurrió.

Baja, alta y denegación de incapacidad

Gonzalo comenzó un proceso de incapacidad temporal en enero de 2018. Pero tan solo tres meses después, le dieron el alta médica por supuesta mejoría. No obstante, le citaron en el INSS para estudiar si podía ser tributario de una pensión de invalidez.

Aunque el resultado no fue favorable para él. Tras pasar por el Tribunal Médico, la Seguridad Social le comunicó que “no procedía declarar al trabajador en ningún grado de la incapacidad permanente derivada de enfermedad común, por no alcanzar las lesiones que padece un grado suficiente de disminución de su capacidad laboral”.

Tras esta respuesta, Gonzalo tramitó una Reclamación Previa, que fue desestimada en julio de 2018. 

Enfermedades que sí eran incapacitantes

Ya en el juicio, que se celebró en el Juzgado de lo Social n° 27 de Barcelona, como abogados de Gonzalo presentamos ante la jueza documentación médica que mostraba la gravedad de sus dolencias. El INSS ya había hecho constar que nuestro cliente padecía migrañas, cervicoartrosis, tendinitis y hernia discal. Y aunque ello entonces no sirvió de nada -porque alegaban que “no había limitación funcional”-, nosotros ampliamos este cuadro médico ante la magistrada.

Aportamos informes donde se reflejaba que nuestro cliente sufre “migraña crónica intensa y diaria, refractaria a todos los tratamientos [...] desde el año 2006. El dolor le ha provocado depresión grave con crisis de ansiedad y conductas evitativas del dolor que le limitan”. Por ejemplo, en abril de 2019 tuvo que ser ingresado por abuso de analgésicos. Paralelamente, demostramos que está afectado de dolores en los hombros (omalgia) debido a su tendinopatía. Y que la cervicoartrosis le había ocasionado una cervicalgia crónica.

Las conclusiones tras el juicio

En la sentencia se puede leer que el estado de salud de nuestro defendido “le impide una concentración y atención adecuadas a su trabajo, aparte de las distintas visitas a urgencias para tratar su patología”. Un análisis que la jueza realizó teniendo en cuenta su profesión de auxiliar de enfermería, y sin olvidar la discapacidad del 47% que ostenta (44% más 3 puntos adicionales por factores sociales complementarios).

Finalmente, por este motivo, aprobó que Gonzalo recibiera una pensión de incapacidad total para su profesión habitual, cobrando el 55% de su base reguladora

Consulta la sentencia original aquí mismo:

New Call-to-action
Calculadora gratuita de Incapacidad Permanente

Calculadora y valoración gratuita de Incapacidad Permanente

Con nuestra calculadora gratuita podrás saber en 2 minutos si cumples los requisitos legales para solicitar una Incapacidad Permanente, así como una estimación de tu pensión.

Calcular ahora