Incapacidad Absoluta a una limpiadora por cuadro pluripatológico

featuredDemostrar las limitaciones que producen unas patologías concretas, y no solo la existencia de las enfermedades en sí, marca la diferencia entre conseguir o no una incapacidad permanente. Eso es lo que le ocurrió a Candela en el tribunal médico. Sus dolencias fueron reconocidas, pero en el dictamen se concluía que estas no eran invalidantes. En su caso, concurren además varias afecciones limitantes a la vez. Y pese a que la fibromialgia es una de las principales, una vez la representamos en los tribunales ganamos el juicio precisamente por demostrar ese cuadro pluripatológico.

Navidades del 2018

Para Candela no fueron buenas en el terreno laboral, porque habiendo solicitado una incapacidad permanente al INSS recibió una negativa rotunda. El informe del equipo de evaluaciones rezaba que esta limpiadora de profesión padecía “fibromialgia sin disfunción articular, rizartrosis bilateral discreta, gonalgia bilateral y distimia con funcionalismo global conservado”. En otras palabras: el tribunal médico no detectó pérdida de funcionalidad, y por tanto la Seguridad Social no le concedió la pensión.

Candela interpuso una Reclamación Previa pero, como suele suceder, su petición fue desestimada unos meses después (en mayo de 2019).

Fue ahí cuando esta limpiadora nos llamó para que la ayudáramos a reclamar su incapacidad, y viendo que el caso era viable presentamos una demanda ante el Juzgado de lo Social nº 27 de Barcelona.

La afectación de las patologías

En la vista judicial, celebrada en noviembre de 2020, aportamos al magistrado informes médicos que corroboraron el siguiente cuadro clínico:

  • Fibromialgia con grado de afectación grave con artrosis asociada, incompatibles con la sobrecarga muscular y articular
  • Síndrome de fatiga crónica, que empeora con la realización de esfuerzos físicos.
  • Cervicalgia crónica y discopatía degenerativa
  • Lumbalgia también crónica, con irradiación a extremidades inferiores
  • Rizartrosis bilateral (alteración degenerativa en las manos), que requirió una intervención quirúrgica en enero de 2020
  • Trastorno de ansiedad generalizado

La resolución judicial habla mucho sobre la relación de la fibromialgia con la incapacidad permanente, analizando cuándo se puede aprobar por este motivo y cuándo no, con ejemplos de sentencias anteriores. Pero finalmente afirma que en lo que respecta a Candela, únicamente por su fibromialgia no es posible otorgarle una incapacidad.

Sentencia de Incapacidad Absoluta

El juez no obstante prosigue su argumentación aseverando que el cuadro pluripatológico, valorando en conjunto las limitaciones que genera, sí es suficiente para que nuestra cliente cobre una pensión de incapacidad. Además, en grado de absoluta. De esta forma, nuestra defendida percibe ahora una prestación mensual del 100% de su base reguladora, que asciende a 1.363,91 €.

Resulta muy interesante leer el razonamiento del responsable de la sala de lo Social, donde “se estima que este estado pluripatológico anula la capacidad laboral de la demandante, incluso para actividades más livianas y sedentarias [...] Se encuentran además agotadas las posibilidades médicas recuperadoras y únicamente se prescriben sintomáticos/paliativos (psicoterapia y fisioterapia)”. Una decisión, sin duda, que ha cambiado la vida a Candela, quien ahora puede evitar el perjuicio que para ella suponía levantarse cada día a limpiar durante horas pese a su dolor.

Consulta el documento original del juzgado aquí:

New Call-to-action
Calculadora gratuita de Incapacidad Permanente

Calculadora y valoración gratuita de Incapacidad Permanente

Con nuestra calculadora gratuita podrás saber en 2 minutos si cumples los requisitos legales para solicitar una Incapacidad Permanente, así como una estimación de tu pensión.

Calcular ahora