Un taxista con TOC y conducta agresiva gana la absoluta demandando a la Seguridad Social

featured

Un Trastorno Obsesivo Compulsivo leve-moderado es muy distinto de otro que se acompaña de escaso control ante posibles agresiones a terceros, y que se potencia con otras patologías. Lo primero es lo que vio el tribunal médico cuando solo concedió una incapacidad total a Matías -taxista de profesión-, pero lo segundo es la realidad que nosotros demostramos en el juzgado. Ahora este conductor tiene la incapacidad absoluta. Te explicamos cómo aconteció todo y la terrible enfermedad de nuestro cliente.

Incapacidad Total y Reclamación Previa

En octubre de 2019, el INSS declaró a Matías en situación de incapacidad permanente total para su trabajo de taxista. Se argumentó en el dictamen del entonces ICAM que el TOC no producía limitaciones funcionales a este trabajador, pero debido a su profesión en carretera y en contacto con otras personas a diario decidieron otorgarle la total.

Sin embargo, este trabajador no se veía capacitado para ejercer en otro tipo de empleo, e intentó conseguir la incapacidad permanente absoluta mediante una Reclamación Previa por vía administrativa. Pero esta fue desestimada en enero de 2020.

Un TOC que se complicó

Tras la doble negativa de la Seguridad Social, Matías nos llamó porque decidió presentar una demanda judicial para demostrar que tenía derecho al aumento de grado que necesitaba. Ya en el juicio, celebrado en el Juzgado de lo Social nº 1 de Barcelona, nuestro equipo de abogados aportó informes médicos que avalaban la pretensión plasmada en la demanda.

La documentación que presentamos al juez daba fe que este taxista padecía Trastorno Obsesivo compulsivo caracterizado por ritos de comprobación: una auténtica esclavitud para este perfil de pacientes, que han de llevar a cabo constantes comprobaciones en su vida diaria para calmar la ansiedad, pero que nunca pueden ya abandonar esos hábitos. Asimismo, probamos que nuestro defendido tiene cuadros de depresión, aparte de la ansiedad.

Pero quizá lo más destacado de su enfermedad, y lo que le invalida para estar dentro del mercado laboral, es su falta de control ante potenciales agresiones físicas -y también sexuales- a otras personas. Esta tendencia, a su vez, había llevado a Matías a intentar suicidarse varias veces por la frustración y la culpabilidad.

Absoluta con año y medio de atrasos

La sentencia nos llegó a finales de enero de 2021. En ella, el magistrado estuvo de acuerdo con la perito psiquiatra que declaró en la vista judicial para apoyar nuestras alegaciones, cuya opinión experta puso de manifiesto que este conductor afectado de TOC no está capacitado para “poder desarrollar ningún tipo de trabajo (no solo los que pudieran comprometer la seguridad de terceros)”.

La conclusión de la resolución judicial es una condena al INSS para que asigne a nuestro cliente la incapacidad permanente absoluta, con un pago adicional de atrasos de casi un año y seis meses.

Consulta los detalles de la sentencia a continuación:

New Call-to-action
Calculadora gratuita de Incapacidad Permanente

Calculadora y valoración gratuita de Incapacidad Permanente

Con nuestra calculadora gratuita podrás saber en 2 minutos si cumples los requisitos legales para solicitar una Incapacidad Permanente, así como una estimación de tu pensión.

Calcular ahora