⚠ Recogida de firmas para pedir que se mantenga la compatibilidad trabajo-incapacidad en todos los grados. Firma aquí.

Valorar mi caso gratis

⚠ Recogida de firmas para pedir que se mantenga la compatibilidad trabajo-incapacidad en todos los grados. Firma aquí.

Lectura de 7 minutos

Diferencias entre Incapacidad Permanente Total y Absoluta

¿Se cobrá más con una total o con la absoluta? ¿Se cobrá más con una total o con la absoluta?

Las pensiones por incapacidad permanente se dividen en diferentes grados. Y te queremos explicar con minuciosidad la diferencia entre incapacidad permanente absoluta y total. 

Además, te informamos sobre los restantes grados, y sabrás quién concede -y paga- una incapacidad, que tiene como objetivo cubrir la pérdida de ingresos que sufre un trabajador.

Índice de contenidos

  1. Tipos de incapacidad permanente
  2. Incapacidad Permanente Total
  3. Incapacidad Permanente Absoluta
  4. Diferencias entre total y absoluta
  5. Quién reconoce una incapacidad
  6. Quién paga la incapacidad
  7. ¿Compensa pedir la diferencia?

¿Todas las incapacidades permanentes son iguales?

Rotundamente, no. La incapacidad permanente es una prestación que se reconoce a personas que están limitadas para seguir trabajando, pero no todas las situaciones invalidantes son iguales. Por ese motivo, existen distintos grados de incapacidad. La ley establece una normativa u otra dependiendo del grado de incapacidad.

En nuestro sistema de Seguridad Social, el grado más bajo de incapacidad permanente es la incapacidad parcial, que consiste en el cobro de una indemnización por tener dificultades para continuar ejerciendo la profesión habitual, aunque se puede seguir en el mismo puesto. Se trata, digamos, de una compensación por los obstáculos que genera una determinada enfermedad o lesión para desempeñar una actividad laboral.

En el otro extremo se encuentra la gran invalidez, que es el grado más elevado. En dicha situación de incapacidad permanente, el pensionista no solo se encuentra limitado para desarrollar un trabajo, sino todos. Y, además, también necesita ayuda de terceras personas para las actividades cotidianas del día a día (vestirse, asearse, comer...)

Pero en un punto intermedio entre la incapacidad parcial y la gran invalidez están la incapacidad permanente total y la incapacidad permanente absoluta, que analizamos a continuación.

¿Qué es una Incapacidad Permanente Total?

La incapacidad permanente total es una pensión que se puede obtener cuando, debido a los síntomas y/o secuelas de una patología o lesión, un trabajador no puede seguir realizando su trabajo habitual. Y cuando el INSS, o un juez, aprueba una incapacidad total se tiene derecho a percibir una prestación del 55% de la base reguladora.

Respecto a la compatibilidad con el trabajo, la incapacidad total se puede cobrar a la vez que se ejerce una profesión donde las tareas a llevar a cabo sean esencialmente distintas respecto a las que son propias del "trabajo habitual" de esa persona.

¿Qué es una Incapacidad Permanente Absoluta?

Por su parte, la incapacidad permanente absoluta es una prestación de nuestro sistema de Seguridad Social que está dirigida aquellos trabajadores que no pueden continuar activos laboralmente hablando, en ninguna ocupación u oficio. Y con ella se cobra el 100% de la base reguladora.

No obstante, esto no significa que con la incapacidad absoluta no se pueda trabajar en nada. Sí es posible hacerlo, pero en empleos muy adaptados o protegidos. En este otro artículo tienes información detallada sobre qué actividades podrían desempeñarse en estos casos.

¿Cuáles son las diferencias entre Incapacidad Permanente Total y Absoluta?

Si hacemos una comparativa entre la incapacidad total y absoluta, está claro que con la incapacidad absoluta se puede cobrar casi el doble que con la total. Pero, ¡atención", esta afirmación solo es válida si tenemos en cuenta la misma base reguladora. Por ejemplo, si la base reguladora es de 1.500 €, con la incapacidad total se percibiría una pensión de 825 € (el 55%), mientras que con la absoluta el importe sería de 1.500 €.

Esto no quiere decir que un beneficiario A va a percibir una pensión dos veces mayor que la de B si el primero tiene la incapacidad absoluta y el segundo la incapacidad total, ya que sus bases reguladoras son distintas. Dependen de la cotización de cada uno, sobre todo.

Veámoslo de forma más concreta. Imaginemos que A tiene una base de 700 €, y B una de 1.500 €. La pensión de incapacidad absoluta de A será de 700 € (el 100%). Sin embargo, la incapacidad absoluta de B ascenderá a 825 € -el 55% de 1.500-. Y será mayor que la absoluta de A, pese a tratarse de un grado inferior: la incapacidad total. Esto es una muestra de que la cuantía de las pensiones por incapacidad permanente no solo varían dependiendo del grado de incapacidad, sino de la base reguladora de cada ciudadano.

A su vez, como acabamos de destacar en el cuadro anterior, esta base está directamente relacionada con lo que se ha cotizado. Pero los meses donde no haya habido obligación de cotizar, si están comprendidos en el periodo de referencia para hallar la base -conforme a la norma aplicable en cada caso-, se pueden "rellenar" con la base mínima de cotización de un trabajador de 18 años. La intención aquí es queel valor de la pensión no se minimice demasiado por esa razón. Este mecanismo toma el nombre de integración de lagunas.

Trabajar con incapacidad total y absoluta

Prosiguiendo con las diferencia entre incapacidad permanente absoluta y total, como señalábamos antes, la total solo protege económicamente por estar incapacitado para desarrollar las tareas características de un tipo de profesión. Por el contrario, la pensión de incapacidad permanente absoluta es de un porcentaje más elevado porque pretende cubrir la pérdida de ingresos que sufre un trabajador cuando ya no puede ejercer ninguna clase de empleo.

En consonancia con lo anterior, hay que respetar unas reglas si se quiere trabajar con una incapacidad total y absoluta, respectivamente. Porque, de lo contrario, ¡el INSS puede retirar la prestación!Por ejemplo, si a un conductor de ambulancias le otorgan una incapacidad permanente total por una patología de manos y muñecas, perdería su pensión si comienza a trabajar como taxista -ya que las funciones son muy similares-. Este conductor podría trabajar de otras muchas cosas, sin que su pensión corra peligro, pero no precisamente al volante.

Pero si hablamos de incapacidad absoluta, por ejemplo por depresión mayor, el mismo conductor tendría que hilar mucho más fino a la hora de buscar un trabajo compatible. Tampoco podría aceptar, por ejemplo, un trabajo tradicional de administrativo en una oficina, puesto que se presupone que está limitado para cualquier tipo de empleo convencional. En contrapartida, sí es posible estudiar otras posibilidades más específicas que puedan adaptarse a su situación de incapacidad permanente absoluta, como quizá en un centro especial de empleo para discapacitados, entre otras alternativas.

De cualquier modo, siempre hay que valorar cada caso en particular. Si estás leyendo esto y tienes dudas, quizá te convenga conocer nuestro servicio de estudio de compatibilidad Incapacidad-Trabajo aquí.

Ventaja extra de la Incapacidad Permanente Absoluta

Con una pensión de incapacidad absoluta no te restaránla retención de IRPF, que sí se descuenta si eres pensionista de incapacidad total.

¿Quién reconoce una Incapacidad Permanente?

Las bajas médicas (o incapacidades temporales) pasan a denominarse pensiones cuando se convierten en incapacidades permanentes, en grado de parcial, total, absoluta o gran invalidez. Esto lo decide el INSS, el Instituto Nacional de la Seguridad Social, que es la única entidad que puede reconocer una incapacidad permanente con el fin, como hemos indicadoantes, de cubrir la pérdida de ingresos que sufre un trabajador. ¡Las mutuas no pueden hacerlo!

Cuantías mínimas mensuales

Para cada tipo de pensión, además, nuestro sistema de Seguridad Social ha de ajustar sus pagos a las cuantías mínimas mensuales que cada año se especifican en los Presupuestos Generales del Estado. No obstante, dichos importes son referencias para el cálculo de la pensión mínima de cada afectado, no cifras generales a cobrar por todos. Tienes una explicación más amplia de este concepto y las tablas con las cuantías mínimas mensuales para 2023 en este enlace.

¿Quién paga la Incapacidad Permanente?

Las pensiones por incapacidad permanente pueden ser abonadas por el sistema de Seguridad Social o por la mutua. Esta última será la encargada del pago si se trata de un accidente laboral o una enfermedad profesional, mientras que el dinero provendrá de las arcas del INSS si la contingencia es enfermedad común o accidente no laboral.

Lo mismo sucede con las incapacidades temporales, que pueden pasar a denominarse pensiones si una resolución las hace permanentes. Pese a ello, durante los primeros 12 meses la empresa suele ser intermediaria en el desembolso de una baja médica. Es lo que se conoce como pago delegado.

¿Me compensa pedir la diferencia entre Incapacidad Permanente Total y Absoluta?

Conclusión

Muchos beneficiarios de incapacidad total luchan por obtener la absoluta, ya que en realidad se encuentran limitados para cualquier clase de profesión, pero el INSS no lo ha reconocido así inicialmente. En dichos supuestos, se puede interponer una Reclamación Previa por vía administrativa. Y si esta gestión no da frutos, como suele ocurrir, se puede presentar una demanda judicial. Si estás planteándote pelear por cobrar la diferencia entre incapacidad permanente absoluta y total (un 45% más), recuerda que puede ser más difícil -¡aunque no imposible!- que encuentres un trabajo compatible con tu situación de incapacidad permanente. Como hemos explicado en este artículo, tanto el importe como la compatibilidad con la actividad laboral cambian dependiendo del grado de incapacidad.

Se muestra una imagen de Jorge Campmany
Acerca de

¡Hola! Soy Jorge, abogado especialista en Derecho Laboral desde 2007 y socio director de Campmany Abogados, un proyecto que nació en 2009 fruto de mi interés en ayudar a enfermos o lesionados. Estoy licenciado en Derecho por la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.

Calculadora gratuita de Incapacidad Permanente

¿Quieres calcular tu pensión de incapacidad permanente?

Averigua gratis y en 2 minutos si cumples los requisitos para solicitar una Incapacidad Permanente y cuánto cobrarías.

Calcular ahora

Comenta este artículo

Ver comentarios