Lectura de 8 minutos

Requisitos para cobrar una pensión no contributiva

¿Qué es una pensión no contributiva? ¿Qué es una pensión no contributiva?

Cuando una persona, debido a su poca cotización, no puede acceder a la pensión de jubilación, debe informarse sobre la pensión no contributiva de jubilación. ¡Te explicamos qué es una pensión no contributiva!

Pero esa no es la única pensión no contributiva, porque existen otras, entre ellas la pensión no contributiva de invalidez (por discapacidad). En este post encontrarás todos los requisitos de la pensión no contributiva y la cuantía de la pensión no contributiva en 2023.

Índice de contenidos

  1. ¿Tengo derecho a la no contributiva?
  2. Requisitos pensión no contributiva
  3. Cuantías de la pensión no contributiva
  4. ¿Cuáles son mis obligaciones?
  5. Cómo solicitar la no contributiva
  6. Conclusión

¿Cómo saber si tengo derecho a una pensión no contributiva?

¿Qué es una pensión no contributiva? Las pensiones no contributivas (PNC) están dirigidas a ciudadanos con pocos recursos económicos, ya que hay que demostrar ingresos inferiores a una determinada cuantía, que indicaremos más adelante. Pero, sobre todo, la naturaleza de este tipo de pensiones es proteger económicamente a todos los ciudadanos, incluso cuando no hayan cotizado nunca -o no el tiempo suficiente- para poder cobrar prestaciones de nivel contributivo

Existen diversas pensiones no contributivas; el conocido ingreso mínimo vital es una de ellas. Pero en este artículo nos vamos a centrar en dos de las más destacadas: la pensión no contributiva de jubilación y la pensión no contributiva de invalidez

Concretamente, para saber si tienes derecho a una pensión no contributiva, debes comprobar si cumples los requisitos que vamos a enumerar a continuación, en función del tipo que se desee solicitar.

¿Qué requisitos se necesitan para cobrar la pensión no contributiva?

Es importante comprender que una prestación no contributiva no siempre es para toda la vida, porque el acceso a ella está condicionado, por ejemplo, al mantenimiento de la residencia. Veamos este y otros requisitos según la tipología de pensión.

Pensión no contributiva: requisitos

Requisitos pensión no contributiva de jubilación

La pensión no contributiva de jubilación es un recurso destinado a brindar apoyo económico a aquellos individuos que, a pesar de haber alcanzado la edad de jubilación, no pueden acceder a una pensión contributiva de jubilación debido a no haber acumulado 15 años cotizados.

Esta prestación que tiene como objetivo ayudar a las personas en estado de necesidad se rige por ciertos requisitos específicos:

  • Edad: El solicitante debe haber cumplido 65 años.
  • Residencia en España: Es necesario vivir actualmente en territorio español y haber residido en el país durante, al menos, 10 años. Este periodo debe estar comprendido entre la fecha en la que la persona cumplió 16 años y la fecha de solicitud de la pensión no contributiva. Además, dos de esos años han de ser consecutivos e inmediatamente anteriores al día de la solicitud. Sin embargo, no se requiere la nacionalidad española; tanto nacionales como extranjeros en situación administrativa regular pueden beneficiarse de esta ayuda.
  • Ingresos. Para cobrar una pensión contributiva en 2023, los ingresos totales que se perciban (excluyendo la propia pensión no contributiva) deben ser inferiores a 6.784,54 €. En consecuencia, no es preciso abandonar actividades remuneradas para pedir la pensión, mientras no se sobrepase ese tope. No obstante, esta cifra es aplicable si se vive solo, ya que en caso de unidad de convivencia hay que respetar los mínimos que encontrarás en este enlace.

Requisitos pensión no contributiva de invalidez

La pensión invalidez no contributiva se otorga a ciudadanos que acrediten tener reconocido un 65 % de discapacidad o más. Este certificado es fundamental para demostrar la necesidad de la prestación. Con un porcentaje menor, no es posible recibir la ayuda. 

El resto de requisitos para ser candidato a una pensión no contributiva por discapacidad son los mismos que para la pensión no contributiva de jubilación, aunque solo en lo respectivo a ingresos demostrables. La condición de edad aquí cambia: el mínimo es de 18 años y no se pueden haber alcanzado los 65. Y los años de residencia mínimos no son 10, sino solamente cinco.

Pensión no contributiva: cuantías

Ahora que ya conoces qué es una pensión no contributiva y sus requisitos, te vamos a informar de cuánto es la pensión no contributiva.

Con una pensión no contributiva, ¿cuánto se cobra? Pues se concede un total de 6.784,54 € anuales, distribuidos en 14 pagas mensuales de 484,61 € cada una. Estos cobros son idénticos en la PNC de jubilación y en la pensión no contributiva por discapacidad del 65% en 2023. Al incremento del 8,5% previsto para 2023, se añadió otro 6,5%, debido a la inflación y la vulnerabilidad de este colectivo, lo que permitió que se llegase a una subida del 15%, fijándose el importe en esos 6.784,54 € al año (5.899,60 + 15%).

Sin embargo, esta cantidad puede verse afectada si en el mismo hogar hay más de un beneficiario de pensiones no contributivas. En estos casos, la asignación disminuye, llegando a 5.766,86 € al año por beneficiario si hay dos titulares de una PNC en el mismo domicilio, o a 5.427,63 € si son tres.

Mínimo garantizado

Es importante reseñar que, en una pensión no contributiva, la cuantía también puede experimentar cambios en función de los ingresos del beneficiario y de su unidad familiar, si la hay. A pesar de estas variaciones, la pensión nunca será inferior al 25% de la cantidad establecida en los Presupuestos Generales del Estado. En 2023, este mínimo garantizado es de 1.696,14 € al año.

Discapacidad igual o superior al 75%

"Y si tengo más del 75% de discapacidad y dependencia, ¿de pensión no contributiva cuánto se cobra?". Si estás en esta situación, tendrás derecho a percibir hasta un máximo de 10.176,81 € anuales.

Complemento de pensión por alquiler de vivienda

En el año 2021 se introdujo un plus anual de 525 € para las PNC, a sumar a la cuantía de la pensión no contributiva y que sigue vigente e invariable en la normativa de la pensión contributiva 2023. Para optar a este complemento, es preciso no ser propietario de una vivienda y tener como residencia habitual una de alquiler, bajo la condición de que el propietario de la finca no mantenga ningún vínculo de parentesco con el titular de la pensión, es decir, contigo.

Esto no quiere decir que no se pueda ser beneficiario de una pensión no contributiva con una vivienda en propiedad (adquirida previamente), sino que, de tenerla, no se cobrará el extra por alquiler.

Una vez reconocida la pensión no contributiva, ¿cuáles son mis obligaciones?

Te mostramos algunos motivos para perder la pensión no contributiva.

"¿Puedo irme a mi país de origen a vivir y seguir cobrando una pensión no contributiva?" Si no naciste en este país y tienes esa duda, debes saber que si te marchas de España perderás tu PNC, sea de jubilación o se trate de una pensión de invalidez no contributiva. En contrapartida, no dejarás de percibirla si te trasladas a otra comunidad autónoma española.

Esta obligación de residir en España es esencial para mantener tu pensión. Pero, además, ¿qué pasa con los nuevos ingresos? Por ejemplo, ¿si cobras una herencia te quitan la pensión no contributiva? Pues es posible. Porque las rentas o ingresos a computar son los bienes derivados tanto del trabajo como del capital. Y se entiende por ingresos del capital "la totalidad de los ingresos o rendimientos brutos que provengan de elementos patrimoniales", es decir, de propiedades inmobiliarias, entre otras.

¡Atención! Cualquier cambio de datos debe ser comunicado en el plazo de 30 días: variaciones en la convivencia, estado civil, residencia, recursos económicos propios y/o familiares.

Posibilidad de trabajar con la PNC de invalidez

Disponer de ganancias que superen el límite es razón para que te quiten una pensión no contributiva. Pero, ¿qué pasa con la pensión no contributiva de discapacidad o invalidez que se puede tener desde los 18 años? ¿Si trabajas te quedas sin ella? ¡Llegamos a una excepción!

Si bien es verdad que se ha de presentar el primer trimestre de cada año una declaración de ingresos -relativa al año anterior- mediante un formulario que llega al domicilio, los titulares de pensión no contributiva de invalidez pueden ganar dinero trabajando.

La pensión de invalidez no contributiva es compatible al 100%, en 2023, con un salario cuyo importe sea inferior a 13.984,54 € anuales. Este tope es la suma de la pensión más el Indicador Público de Rentas de Efectos Múltiples (IPREM). Eso sí, solo se puede disfrutar de esta ventaja de compatibilidad durante cuatro años como máximo. En ese momento, el pensionista recuperará el derecho a la pensión si cesa en la actividad laboral.

AVISO: La pensión se suspenderá si con la actividad laboral se genera un sueldo igual o superior a 13.984,54 euros anuales. Pero aquí encontramos una buena noticia, porque si lo que excede de esa cifra es la pensión anual sumada a los ingresos por trabajo, la PNC se reducirá para no llegar a esa cantidad, ¡pero no se perderá por completo!

Solicitar pensión no contributiva

La pensión no contributiva de jubilación se solicita en las oficinas de los Servicios Sociales de cada comunidad autónoma, y a través de las Direcciones Territoriales del IMSERSO en Ceuta y Melilla. No es, por tanto, la Seguridad Social la encargada de esta gestión.

Una vez se ha procedido a solicitar una pensión no contributiva, la resolución debe ser emitida en un plazo máximo de 90 días y es susceptible de recurso. ¡Si no te la conceden y crees que cumples con todos los requisitos, puedes reclamar! Y si no hay problema y te otorgan la ayuda, los pagos tienen efectos desde el primer día del mes siguiente a la petición. De modo que, como normalmente puede tardar hasta un año en aprobarse, se cobra con efectos retroactivos.

Pensión no contributiva 2023

Conclusión

No olvides, en definitiva, que la pensión no contributiva implica requisitos que cumplir. Recuerda siempre los motivos para perder la pensión no contributiva si no quieres que te anulen este recurso económico. Recordemos que es un importante respaldo para aquellos que, por diversas razones, no pueden acceder a una pensión de jubilación contributiva o una de incapacidad permanente y se encuentran en una situación de vulnerabilidad económica. Pese a que las cifras que se perciben no son altas, las PNC pueden ser un sustento para tener cubiertas las necesidades básicas.

Se muestra una imagen de Jorge Campmany
Acerca de

¡Hola! Soy Jorge, abogado especialista en Derecho Laboral desde 2007 y socio director de Campmany Abogados, un proyecto que nació en 2009 fruto de mi interés en ayudar a enfermos o lesionados. Estoy licenciado en Derecho por la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.

Una tarifa plana con la que podrás tener asesoramiento legal continuado en materia de Derecho Laboral y de Seguridad Social, con  la tranquilidad de tener un abogado experto que responda antes de 24 horas a todas tus consultas.

¿Conoces Campmany Premium?

Nuestra tarifa plana de asesoramiento, económica y sin límites con respuesta en menos de 24 horas. También con pago mensual.

Saber más

Comenta este artículo

Ver comentarios